Archivo de Diciembre de 2008

Donde dice “desigualdad” léase “responsabilidad”

Martes, 30 de Diciembre de 2008

El maestro Juliana apuntaba hace no mucho:

Desigualdad. No hay número de la revista Temas, órgano de expresión de la Fundación Sistema, en el que la palabra desigualdad no sea subrayada varias veces. Los españoles –dicen los guerristas– odian sentirse desiguales. Y seguramente, aciertan. La igualación –más que la igualdad– es uno de los mitos fundacionales de la democracia de 1977.

La encuesta de Tezanos corrobora que Unión para el Progreso y la Democracia (UPyD), el pequeño partido de la señora Rosa Dí­ez, el grupo polí­tico que con mayor ahí­nco acusa a catalanistas, galleguistas y vasquistas (sobre todo a los catalanistas) de dañar la igualdad de los españoles, está teniendo un subidón. Podrí­a pasar del 1,2% al 4%. UPyD puede ser la sorpresa de las elecciones europeas de junio. En detrimento del PP, sostienen muchos analistas, pero también lijando al PSOE, sobre todo en Madrid, donde está obteniendo gran apoyo mediático. Entre las derechas con abrigo loden del barrio de Salamanca ya corre la consigna: para echaraMariano y poner a Esperanza, hay que votar a Rosa.

El candidato de UPyD a las europeas será el catedrático de Derecho Constitucional Francisco Sosa Wagner, antiguo profesor de Zapatero en la Universidad de León y ferviente partidario de la congelación del proceso autonómico. El Estatut, dice Sosa Wagner, es austriacista y confederal. Vamos a la fragmentación de España. Vamos a la desigualdad.

Por supuesto que vamos a la desigualdad. A medida que el proceso autonómico avance, habrá más desigualdad porque es imposible que haya 17 equipos de gestión cojonudos. Unos serán mejores que otros y ahí­ estará la desigualdad. Un ejemplo lejano. Este verano leí­ un texto sobre las legislaciones municipales italianas surgidas al calor de una ley de descentralización municipal. Se comentaban las leyes más absurdas:

En Así­s, patria de san Francisco, inventor de la orden religiosa de los mendicantes, que vivió de la limosna, el alcalde ha prohibido mendigar, sobre todo en las puertas de las iglesias, lo que le ha valido el aplauso de los frailes franciscanos -potencia económica y polí­tica de la ciudad- y una sonora e inútil reprimenda de un cardenal católico. La misma prohibición ha entrado en vigor en Pescara, Bolonia, Florencia, Padua, Verona, Turí­n, Trieste y Cortina.

En Capri no se puede comer un bocata en la playa ni en los parques. En Forte dei Marmi, costa tirrena, se castiga con una multa de 10.000 euros a quienes ofrecen masajes en la playa y está prohibido segar la hierba de los jardines durante los fines de semana. También está prohibido que los niños hagan castillos de arena en la playa.

En Marina de Pietrasanta, por la zona de Pisa, se puede pescar, pero con no más de dos cañas. En las tiendas y super del centro de Roma hay un nuevo aviso en el que se explica que, por orden del gobernador civil, “no se pueden vender bebidas alcohólicas” después de las ocho de la tarde. Lo mismo en Rávena, Génova, Monza y Brescia.

Si el viajero se desplaza con su esposa, novia o amante y en coche, no se pare en el municipio de Eboli, por el sur, para unas efusiones fuera de lugar, porque le cobrarán 500 euros por la transgresión. Pagará otros 500 euros si a uno se le ocurre recorrer en coche las calles de la prostitución en Trezzano sul Naviglio, por la zona de Milán. Ni se le ocurra tampoco al forastero disfrutar de un baño nocturno en las playas de la adriática Rávenna, porque le costará 500 euros.

El alcalde de Verona, que ha recibido 75 soldados para realizar funciones de orden público callejero, desplegará otro miniejército de “asistentes cí­vicos” con funciones de vigilancia contra la prostitución. En Lucca no se puede dar de comer a las palomas (entre 25 y 500 euros de multa). En muchas ciudades, incluida la capitalina Roma, no se pueden llevar grandes bolsas de mercancí­as, tí­picas de la venta ambulante de los sin papeles. Tal vez este verano esté haciendo mucho calor.

¿La responsabilidad de esas leyes absurdas es de la ley de descentralización municipal? No, es de cada ayuntamiento y de los ciudadanos que han elegido a esos alcaldes. En no mucho tiempo, los ciudadanos de cada municipio tendrán la oportunidad de elegir a su alcalde y, con él, si sigue en vigor la prohibición de comer bocatas en la playa.
Un ejemplo cercano. Los madrileños han apostado por un modelo de permisividad total para las grandes superficies y los catalanes, por uno restrictivo. En Madrid tiene una oferta de centros comerciales y de horarios que no tiene Catalunya que, en cambio, mantiene el pequeño comercio que Madrid está perdiendo. ¿Qué modelo es mejor? Deciden los electores. ¿Desigualdad? Claro y, sobre todo, responsabilidad. Cada modelo de comercio, el madrileño y el catalán, tiene unas consecuencias sobre la sociedad o la economí­a y hay que afrontarlas. Si una autonomí­a decide gastar el dinero construyendo un circuito de Fórmula 1, pagando una campaña de publicidad, en coches oficiales o en nuevas máquinas para quimioterapia y una autonomí­a tiene GP de Fórmula 1 y otra, mejores tratamientos contra el cáncer, no es un problema del modelo autonómico, sino de cada gobierno y, claro, de cada electorado.

Donde dice “odian sentirse desiguales” debe leerse “odian sentirse responsables”. Es que es una putada. Es más cómodo no tener que decidir esas cosas o, mejor aún, pensar que los las deciden están lejos y son intocables y la polí­tica es inmutable. Quizá tiene que ver con el tipo de voto español que, como desmuestran las encuestas, es ideológico más que pragmático y vota más por simpatí­as e inquinas que por el programas electoral. Primero se decide el voto y, después, se razona.

PD: En unos años, volveremos a ver emigración interna. No exactamente económica; más bien yanqui. Los estudiantes buscarán la mejor universidad de su especialidad y los enfermos, el mejor hospital. Que no necesariamente tienen que estar en Madrid.

Ontologí­a autonómica

Martes, 30 de Diciembre de 2008

Esta mañana he escuchado a un dirigente del PP decir que no aceptarán una financiación de las autonomí­as que sea perjudicial para el conjunto de los ciudadanos. Tal cosa no se puede entender sin acudir a la ontologí­a, el estudio del ser, porque sólo así­ se puede comprender la concepción del todo sin las partes, atributo que, hasta ahora, sólo era aplicable a la divinidad. ¿Hay algún español (Ceuta y Melilla aparte) que no viva en una Comunidad Autónoma?

PD: Situemos a ese dirigente en la consulta del médico. í‰ste le informa de que tiene necrosis en una pierna y vasculitis en la otra, un brazo cangrenado y el otro, paralizado por un accidente cardiovascular que, además, ha afectado a su estómago. El cuadro se completa con un enfisema con metástasis en el páncreas. Bueno, responde el dirigente, no nos fijemos en las partes, ¿qué tal el conjunto?

Seis años para pensarlo

Domingo, 28 de Diciembre de 2008

Leemos en una información de Lino Portela en El Paí­s:

Raúl López, que fue hasta 2002 presidente de Sony BMG, mayor discográfica en España, reconoce que la industria musical “estuvo lenta” en ver que el mercado digital era, gustase o no, el futuro de la música. “Uno de los primeros errores ha sido convertir al usuario en un criminal al que habí­a que perseguir. Se le consideraba nuestro enemigo por bajar música”, explica. “Pero no es así­. El usuario es nuestro aliado. ¿Cómo es posible que la gente joven gaste un euro en echar a alguien [por medio de un mensaje de móvil] de la casa de Gran Hermano y no se le haya inculcado que gaste dinero en bajar música? Hasta ahora no se le ofrecí­a una oferta variada y completa al usuario, pero eso está cambiando y será la clave para salvar a la industria musical”.

Ha tenido seis años para pensarlo.

Intrusismo inverso

Martes, 23 de Diciembre de 2008

Leemos:

El intrusismo, los bajos salarios y el paro: los principales miedos de los periodistas

Es el Informe anual de la profesión periodí­stica. Las dos primeras cosas siempre han tenido una solución sencilla: la normalización profesional. Pasar de ser un oficio que puede desarrollar cualquiera a una profesión con unos estudios reglados, unas normas de entrada, una praxis reglamentada que pueda ser validada por la justicia ordinaria y usada por un órgano de control interno que pueda expulsar de la profesión a los que no la sigan. Como los abogados, los ingenieros o los médicos, por ejemplo. Cada vez que se quiere pasar del oficio a la profesión, se alzan voces que sostienen que el objetivo es amordazar a la prensa; no, es dignificarla. Los que protestan son los que quieren que siga siendo precaria porque hacen basura. Hay intrusismo y bajos salarios porque nos hemos dejado. Es más, hay intrusismo inverso. Son los periodistas lo que dejan de serlo. Si uno deja de ser periodista para convertirse en aficionado, el lector siempre encontrará otro más ultra y más divertido.

PD: Si quieren ejemplos, busquen las informaciones de ABC, La Razón o El Mundo sobre la visita de ayer de la presidenta de una autonomí­a y comparen con las informaciones sobre la visita de antesdeayer de otros dos presidentes. Y, aún más, busquen las informaciones de ABC, LA Razón o El Mundo sobre los incidentes de Pinto y comparen con informaciones similares sobre incidentes en visitas a hospitales del Consejero de sanidad de la Comunidad de Madrid.

Vicky Cristina, quédate en tu casa

Martes, 23 de Diciembre de 2008

Un empresario quiere hacer una pelí­cula. El empresario catalán, administrativamente español, por tanto, decide traerse a un importante director estadounidense a Barcelona para rodar una pelí­cula en inglés con un elenco variado (españoles, estadounidenses o ingleses). En los créditos puede verse que la peli, además del empresario, la paga una cadena estatal con participación internacional (Antena 3), la cadena pública catalana (TV3), las admistraciones estatal y autonómica, un par de logos que soy incapaz de descifrar y una productora estadounidense, Warner Bros.

Esta es la ficha de la pelí­cula que enví­a la Academia de Cine para optar a los premios Goyas. Los asociados pueden votar todas estas candidaturas:

vicky

Joder, Woody Allen y Scarlett Johanson en los Goya. Eh, puede decir alguien, estos tipos no pertenecen al cine español. Bueno, Almodóvar ganó el Oscar al mejor guión por Volver. Pero calma, sólo está nominada Penélope Cruz. Posiblemente, la cosa tiene que ver menos con el cine y más con la antropologí­a, con los mecanismos de cohesión, reconocimiento y defensa de los grupos.

De todas formas, echo a faltar que alguien, del ABC o del Avui, del manifiesto por la lengua común o del í“mnium Cultural, me explique a qué cultura pertenece la pelí­cula.

Yo lo tengo claro, a la mí­a.

PD: Esta es la lista de la posibles nominaciones. Además de Woody Allen, podrí­an estar nominados en el apartado de mejor director Steven Soderbergh, Ken Loach, los hermanos Taviani o Paul Auster.  

Polí­ticos

Domingo, 21 de Diciembre de 2008

Este blog ha defendido la polí­tica de los polí­ticos enfrentándola a la moda de la polí­tica de independientes, gente que que hace el camino entre gestión privada - gestión pública con coche oficial. En abril decí­amos:   

Otra batalla perdida por parte del Gobierno por las mismas razones por que las que fue a remolque gran parte de la legislatura pasada a pesar de ser la de mayor prosperidad de la democracia. La incapacidad de situar los mensajes, la ausencia de liderazgo, la falta de relato. Ante cualquier situación, no existe un punto de salida en el que se dibuja la situación y las posibilidades, una matriz mí­nima que proporcione el lenguaje y el relato; es decir, el campo de batalla y las armas de la guerra polí­tica. í‰sa es la raí­z del problema. Del gobierno se han contado los penes y las partidas de nacimiento pero no los carnets. Casi un 40%, los dos vicepresidentes, carecen de afiliación al PSOE. Vuelve a ser un gobierno de gestión pero la polí­tica tiene que ser para los polí­ticos, no para los gestores. Tiene que ser para gente que tome decisiones de liderazgo, en qué se gasta el presupuesto, no cómo se gasta. Para tal cosa, todas las administraciones tienen secretarios, subsecretarios, directores generales y funcionarios de carrera que saben hacerlo. El polí­tico debe proporcionar un relato de sus proyectos y dar las explicaciones oportunas de porqué se hacen las cosas; usando, incluso, herramientas como la demagogia y la tergiversación. El polí­tico no puede ir, como le sucede al Gobierno, constantemente a la contra caminando entre las telas de araña que le tejen los demás. Ni Montilla, ni Espinosa, ni Zapatero, actor a última hora, ni el resto de ministros, desaparecidos, han ejercido liderazgo. Han ofrecido soluciones pero ésa no es la misión de la polí­tica, sino de la gestorí­a, la ingenierí­a o la artesaní­a. Si existiera, el bloque de la izquierda deberí­a pedir un gobierno de polí­ticos; un buen gobierno de polí­ticos como los que hací­a José Marí­a Aznar. La polí­tica mancha, coño; al que no le guste que se vaya.

Un texto que he recordado al leer un reportaje de Susana Pérez de Pablos en El Paí­s sobre la gestión del ‘conflicto de Bolonia’ por parte de la ministra del ramo.

El caso de la ministra desaparecida

Los universitarios recriminan a Garmendia la falta de liderazgo en el conflicto de Bolonia

“Menudo lí­o, que tengáis suerte”. La frase fue lapidaria. O al menos así­ lo vivieron los responsables universitarios que se la escucharon en diversas ocasiones a la ministra Cristina Garmendia. Se ha extendido como la espuma. Justo cuando los encierros de los alumnos anti-Bolonia crecí­an y empezaba a preocupar seriamente que el conflicto minara la imagen de la Universidad pública y de la propia Declaración de Bolonia (un acuerdo de la UE entre Gobiernos firmado en 1999), la ministra pronunciaba frases de este estilo en sus escasos encuentros durante estos meses con los responsables de las universidades. En público, ninguna. ¿Dónde está? El eco de la pregunta sigue oyéndose por los campus y los despachos.

La ministra, según ponen de manifiesto las convocatorias del Gobierno, ha estado presentando su plan (Estrategia 2015) para fomentar la transferencia de conocimiento entre universidades y empresas. Un plan “que suena a ciencia-ficción futurista”, en palabras del portavoz de un sindicato, cuando la Universidad tiene en estos momentos un problema “inmediato y complicado” de más calado de lo que parece. La elección de Garmendia el pasado abril para ocupar la nueva cartera de Ciencia e Innovación -ministerio del que dependen las universidades, pero que no aparecen en su denominación- no ha ayudado en este conflicto. Una mujer con prestigio en su campo, el de la investigación biomédica, y vinculada al mundo de la empresa (presidí­a Genetrix). Muchos alumnos anti-Bolonia la miran con recelo. Uno de sus principales temores, a pesar de que los rectores han negado que vaya a ocurrir, es la “mercantilización de la Universidad”, es decir, que se acabe haciendo investigación en función de los dictados del mercado.

(…) Los rectores que más están sufriendo el conflicto mandaron una carta, a finales de noviembre, al secretario de Estado, Márius Rubiralta, pidiéndole que les recibiera. En ella afirmaban que el “movimiento anti-Bolonia” va creciendo “con consecuencias imprevisibles” y que “no es un fenómeno pasajero”. Rubiralta les recibió, junto a la ministra, el 3 de diciembre pasado, un dí­a antes de celebrarse la reunión del Consejo de Universidades en la que de forma extraordinaria se iba a tratar este asunto. Garmendia y Rubiralta se marcharon a mitad del debate. No estaban presentes cuando se aprobó la declaración en apoyo al proceso de Bolonia, que incluí­a el compromiso del Gobierno de hacer una campaña defendiéndolo. Molestó. Fue el gesto.

Es lo que recriminan a Garmendia, la “falta de gestos públicos” y de “liderazgo, de peso polí­tico del Gobierno en educación”, coinciden numerosos rectores y representantes sindicales. Gestos tanto en defensa de la reforma de Bolonia como en apoyo a las universidades que llevan meses padeciendo las protestas. Las cúpulas tanto de CC OO como de UGT están “preocupadas” por esta ausencia, según fuentes sindicales. Tampoco ha tomado postura públicamente Garmendia sobre los recortes realizados a las universidades públicas por la Comunidad de Madrid. En opinión de representantes de estudiantes y sindicatos, esa “falta de liderazgo” del Gobierno tiene además que ver con el hecho de que se haya separado la Universidad del resto de la educación en otro ministerio. (…)

La clave está en la primera frase, “Que tengáis suerte”. Segunda persona del plural; segunda persona. Ella no se va a manchar, ni siquiera por lo suyo.

Borrador de estratificación en clases sociales

Viernes, 19 de Diciembre de 2008

Leolo pide en un comentario que aparezca el señor Marx. Creo que Karl Marx siempre está presente (ciclos, contradicciones financieras, plusvalí­a), lo mismo que Kant, o Santo Tomás de Aquino, cuyo argumento ontológico ha sido recuperado por el Papa, al afirmar que el dinero no existe pero Dios, sí­. La cuestión es que Marx se referí­a a una sociedad de producción y centraba el problema en la propiedad de los medios de proudcción; ahora estamos en una sociedad de consumo donde lo más importante son los medios de distribución y comercialización y el gran problema se centra en la propiedad de los centro de decisión.

Ahí­ va una propuesta de nuevas clases sociales; está pergeñada tras una cena en el Santiago Sedano de Málaga.

Clase exenta: Son un 10% de la población (menos de los creen pertenecer a ella) y su principal caracterí­stica es que poseen los centros de decisión. Su nombre viene porque están exentos de pagar impuestos, su aportación contributiva es mí­nima, y de cumplir la ley, nunca son condenados en el caso de que tengan que comparecer. No usan los servicios públicos, ni siquiera las calles, pero sí­ las instituciones públicas y, sobre todo, las instituciones supranacionales, exentas e irresponsables, de tipo económico, financiero y comercial, para condicionar la legislación. Tienen una profunda conciencia de clase; la progresiva privatización de la educación y el contacto personal permiten su continuidad.

Clase abonada: Es el grueso de la población, un 70%, por decir algo. Unos, los de mayores ingresos, piensan que pertenecen a la clase exenta, con la que pueden coincidir en algunos escenarios pero se distinguen en que los de la clase abonada no tienen influencia en el poder judicial y pueden ser encausados y condenados. El nombre viene por tres motivos.

  • Fermento. Es la gente que sostiene el sistema con sus impuestos, aportados a través de retenciones en la nómina o pagos trimestrales si son autónomos, comerciantes o pymes.
  • Raí­z. Se trata de gente que tiene una residencia más o menos fija, cercana a sus raí­ces, un trabajo, más o menos fijo, cercano a su residencia, y una familia, más o menos fija, cercana a su residencia y su trabajo.
  • Asimilación: Este colectivo carece de autoestima, es decir, de conciencia de clase.

Clase exiliada: Es el 20% que queda. El exilio no es sólo del territorio fí­sico, puede ser del territorio económico, laboral, social o psicológico Desde la precariedad (multiplicidad de contratos u horarios), por ejemplo, a la imposibilidad de realizar proyectos por la inseguridad económica. Es una clase exiliada, también, del territorio polí­tico y no suelen participar en las elecciones.

Quizá el problema de los partidos de izquierda es que se han dirigido a la clase exiliada (exiliada también del territorio polí­tico) cuando lo primero deberí­a ser acabar con su exilio y darle la posibilidad de tener territorios. Quizá el problema de los partidos de izquierda es haber descuidado a la clase abonada que, a través del uso de servicios  privados o concertados, se asimila a una clase superior.

Prometo seguir pensando en ello.

Espacios

Viernes, 19 de Diciembre de 2008

José Luis afirma que el nuevo coordinador de IU matizó su convocatoria de huelga general (polí­tica). No he vista la matización en ningún lado. En cualquier caso, hay un espacio autodenominado anticapitalista que alguien tiene que ocupar:

Leemos la siguiente información de agencia:

Izquierda Anticapitalista (IA), un nuevo partido surgido de la organización Espacio Alternativo, que abandonó IU el pasado mes de octubre, ha iniciado hoy su campaña de recogida de firmas para poder presentarse a las próximas elecciones europeas.

Millás aclara hoy:

Esos chicos que se encadenan a las puertas de una reunión del G-8 no son antisistema. Por el contrario, lo fortalecen al dar trabajo a la policí­a.

Y miedo al resto de la población, añado.

Dos cosas

Miércoles, 17 de Diciembre de 2008

Se ha dicho mucho sobre el nuevo coordinador de IU pero hay dos cosas que no he leí­do en ningún sitio.

Una es que, con la llamada a la huelga general (polí­tica), hay una decisión. Puede ser correcta o incorrecta, compartida o no, pero es una decisión. Es una decisión que nos aleja del partido polí­tico y nos acerca al referente moral. No estamos solos. La izquierda alemana y el partido anticapitalista del cartero trosquista, tí­tulo que navega entre Ozores y Greenaway, en Francia van por esa lí­nea.

La otra es que somos la única organización que se renueva pensando en refundarse.

Dos fotos

Miércoles, 17 de Diciembre de 2008

Hace años, el semanal de La Vanguardia publicó esta foto dentro de un reportaje sobre la llegada de pateras en la cosa andaluza.

Bauluz

La foto, de Javier Bauluz, provocó un airado comentario de Arcadi Espada. Señalaba que el enfoque excluí­a los servicios de emergencia que habí­a en la playa y que el uso de teleobjetivo provocaba el efecto óptico de acerca el cadáver a los bañistas e, inconscientemente, el efecto moral de acercar la compasión y la culpa. Decí­a todo lo anterior sin demostrarlo, intuyéndolo. El Col·legi de Periodistes de Catalunya falló a favor de Bauluz y Espada reaccionó como reacciona un buen español, todo el mundo está equivocado menos yo.

Hace dí­as, El Mundo publicó en portada la siguiente foto de Mitxi.

azpeitia

Son los compañeros de partida de Ignacio Uria, asesinado por Eta. La foto aparecí­a en la parte de abajo de la portada, justo debajo de una del cadáver sobre el asfalto y con el titular: La partida sigue. El pie nos informaba de que, a pesar del asesinato, los compañeros de partida habí­an decidido seguir con su costumbre tras buscar un sustituto. Sin encuadre ni objetivo, con un montaje pedrestre y coprófago, la portada nos decí­a que estos señores habí­an dejado a su amigo muerto en el asfalto y se habí­an puesto a jugar a las cartas a la hora de todos los dí­as. 

Bauluz tuvo la educación de aprovechar la sombra para oscurecernos los rostros. Mitxi, no. 

Todo, claro, era mentira. Espada, claro, no ha dicho nada.

Nos lo explica Punset. El cerebro no acepta las informaciones que cuestionen nuestros marcos mentales; bien las descarta, bien las convierte en otra, por ejemplo, una conspiración. El reverso es que el cerebro acepta sin cuestionar las informaciones que se adaptan a nuestros marcos mentales.


Nota 1: Espada dijo sobre la foto de Bauluz: “El autor de la fotografí­a y sus primeros editores dijeron que revelaba un hecho: la indiferencia de Occidente [léase Paí­s Vasco] ante el drama de la emigración magrebí­ [léase terrorismo]. Es, exactamente, en lo primero que debemos fijarnos, pues la foto no existe al margen de este dispositivo simbólico. El hecho que pretende reflejar no existió nunca. Nunca hubo esa relación de indiferencia, en una playa de la costa de Cádiz [léase en un bar de Azpeitia], entre los dos bañistas [léase los jugadores de cartas] y el cadáver. Nunca hubo ese silencio ni esa soledad”. 


Nota 2: Pedro me pregunta por la frase: “[Espada] Decí­a todo lo anterior sin demostrarlo, intuyéndolo” y me remite a la foto publicada en el libro Diarios donde se ve un dispositivo de emergencia en esa playa que quedarí­a fuera del encuadre. En esta página hay abundante documentación sobre el tema. Es bastante parcial a favor del fotógrafo, que firma un texto ñoño y lacrimógeno, pero podemos encontrar la explicación a la foto que muestra Espada. Es posterior. El defensor del lector de La Vanguardia contesta a un lector sobre el particular diciendo que fotos con el dispositivo de seguridad se publicaron en el mismo reportaje: ”en las páginas siguientes se publican fotos de las pertenencias de la ví­ctima, de agentes de la Guardia Civil introduciendo el cuerpo en un ataúd y posteriormente trasladándolo por la playa con una pareja al fondo jugando a palas en la orilla. El reportaje sigue con fotos de guardias civiles y vecinos ayudando a inmigrantes ateridos que acaban de llegar en otras pateras”.