Archivo de Octubre de 2008

El capitán borracho sale de la sentina

Lunes, 20 de Octubre de 2008

Hace unos dí­as escribí­a:

“Haber esperado, no haber aprobado el plan al mismo tiempo que el resto, o haber retirado los presupuestos, habrí­a situado a España en un titular aparte. Y, en una crisis de confianza, lo que menos conviene es llamar la atención”. 

Más vale llegar a tiempo que rondar un año. Si los señores del fresh banking hubieran recibido la inyección hace una semana, habrí­a sido una más del plan de vacunación. Como no fue así­, hoy todo el mundo habla de ellos e, incluso, tienen que explicarse. Y, en una crisis de confianza, no hay nada peor que tener que explicarse.

El PP querí­a que España llamara la atención y, por eso ha salido tocado. Ignacio Camacho no lo entiende porque cae en el mismo error y habla de “Gobierno contra las cuerdas de la crisis, asfixiado y exánime, con las ideas agotadas”. Hay una escena de las novelas de Stevenson. Mientras la travesí­a es plácida, el capitán borracho es encerrado en la sentina; cuando llega la tormenta y hay que doblar el cabo de Hornos, se va a buscar al capitán, que es el único que puede manejar el timón. ¿Cuál es el error de Camacho? Pensar que, en el mundo, sólo existe España. ¿Qué ha pasado con los lí­deres en Europa?, ¿qué ha pasado con las oposiciones?

La lección de anatomí­a y la lección de anatomí­a

Viernes, 17 de Octubre de 2008

anatomí­a 

Los obispos, contra la destrucción de embriones para curar a un hermano

La Conferencia Episcopal recuerda que Javier ha nacido tras destruir otros seres humanos

Tampoco están de acuerdo en que este hecho sea un ‘éxito y un progreso cientí­fico’

Dicen que con su declaración ‘no se juzga la conciencia ni las intenciones de nadie’

MADRID.- A través de una nota de prensa, la Conferencia Episcopal Española, ha criticado la destrucción de los embriones sobrantes del proceso de fecundación que ha sido necesaria para el nacimiento del primer bebé seleccionado genéticamente para curar a su hermano.

Los obispos españoles critican que se haya puesto el énfasis “en la feliz noticia del nacimiento de un niño y en la posibilidad de la curación de la enfermedad de su hermano”, pero critican que, “se haya silenciado el hecho dramático de la eliminación de los embriones enfermos y eventualmente de aquellos que, estando sanos, no eran compatibles genéticamente”.

En su misiva, la Conferencia insiste que su objetivo es aclarar algunas de las “implicaciones morales” de este avance cientí­fico, que ha sido bienvenido por gran parte de la comunidad cientí­fica.

Javier nació sano el pasado domingo en Sevilla después de que sus padres, portadores de un error genético que le hubiese supuesto padecer la forma más grave de anemia, la beta talasemia mayor. í‰sta es la misma enfermedad que ya padece su hermano Andrés, de seis años.

La selección de embriones no sólo ha permitido que el bebé nazca sano, sino que las células de su cordón umbilical sean compatibles con las de su hermano, que en pocos meses podrá recibir un trasplante de médula con este material para remediar su mal.

“Mediante la técnica utilizada, el diagnóstico genético preimplantacional, los embriones obtenidos a través de la fecundación in vitro son examinados para seleccionar aquellos que no sean portadores del factor genético que puede dar lugar al desarrollo de la enfermedad heredada. Entre los seleccionados, se implantan en el útero materno aquellos embriones que presentan el perfil de compatibilidad genética más adecuado con el hermano enfermo. Los demás son destruidos o congelados”, apunta el comunicado.

La nota recuerda que el nacimiento de Javier (el niño que podrá donar las células de su cordón umbilical para curar a su hermano Andrés, enfermo de beta talasemia mayor) ha venido acompañada de la destrucción de otros seres humanos, “sus propios hermanos, a los que se les ha privado del derecho fundamental a la vida” y considera que al recién nacido “se le ha conculcado su derecho a ser amado como un fin en sí­ mismo”.

Los obispos tampoco están de acuerdo en que este hecho sea un “éxito y un progreso cientí­fico”, porque consideran que la técnica del diagnóstico preimplantacional reduce la dignidad de la persona a un mero valor de utilidad: “Los hermanos a los que se les ha privado del derecho a nacer han sido desechados por no ser útiles desde la perspectiva técnica, violando así­ su dignidad y el respeto absoluto que toda persona merece en sí­ misma, al margen de cualquier consideración utilitarista”.

“El hecho feliz del nacimiento de un bebé sano no puede justificar la instrumentalización a la que ha sido sometido y no basta para presentar como progreso la práctica eugenésica que ha supuesto la destrucción de sus hermanos generados in vitro”, asegura el órgano colegiado de los obispos españoles, aunque inmediatamente añaden: “Con estas aclaraciones no se juzga la conciencia ni las intenciones de nadie. Se trata de recordar los principios éticos objetivos que tutelan la dignidad de todo ser humano”.

anatomí­a

Más neoproteccionismo

Viernes, 17 de Octubre de 2008

Hace unos dí­as, sostení­a que la próxima doctrina económica será el neoproteccionismo. Los paí­ses, tocados por la crisis, buscarán defender sus campeones nacionales, el plan de pensiones de su clase polí­tica, usando los sí­mbolos. Esta semana hemos leí­do:

Italia permitirá a sus empresas proteger la propiedad frente a los fondos soberanos

Italia permitirá a sus compañí­as tomar medidas para protegerse ante la entrada en su capital de fondos soberanos de paí­ses productores de petróleo, aprovechando el bajón de los mercados. El primer ministro, Silvio Berlusconi, afirmó ayer que dichos fondos pueden estar buscando oportunidades.

‘Los paí­ses productores de petróleo que tienen abundantes recursos están comprando con fuerza en nuestros mercados’, dijo ayer Berlusconi en Bruselas antes de participar en un encuentro con lí­deres de la UE. ‘Esto es consecuencia evidentemente de que muchas compañí­as válidas italianas tienen un valor de mercado que no se corresponde con la realidad’, añadió Berlusconi. Berlusconi dijo que la adquisición de paquetes accionariales de compañí­as italianas por fondos soberanos es ‘preocupante’. El presidente del organismo regulador de los mercados (Consob), Lamberto Cardia, habí­a manifestado también que la normativa del paí­s hace difí­cil a los gestores italianos defender sus compañí­as ante las compras hostiles. Algunas de las principales compañí­as se han puesto a un precio muy asequible. Así­, según Bloomberg, Telecom Italia, el mayor operador telefónico, ha caí­do al menos un 60% este año en Bolsa. Fiat, el principal fabricante de vehí­culos, lo ha hecho un 56%, mientras que UniCredit, el primer banco por activos, se ha dejado otro 56% en 2008.

Y también:

Sarkozy ordena parar el fútbol si se silba contra ‘La marsellesa’

Es una consecuencia de todas las crisis; cada uno en su casa. Y a defenderla. 

PD: Y también crecerá el deseo de proteccionismo en las administraciones que aún no son estado y que no se sienten protegidas. Hemos leí­do:

El Ministerio de Industria eliminará el permiso autonómico especí­fico de las grandes superficies

Montilla reprocha a Sebastián que ignore en Parí­s la crisis de Nissan

La Generalitat llegará a la inevitable conclusión de que no le sirve de nada formar parte de un estado y que necesita el suyo propio. No hay debate sentimental, sino pragmático.

PD2: Toquen la Marsellesa, toquen la Marsellesa.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=1_BUnWlCOPo[/youtube]

Intelectuales inorgánicos, géneros literarios y fí­sica cuántica

Viernes, 17 de Octubre de 2008

Ayer, titulaba ABC:

Fernando Savater gana el Premio Planeta con una novela de ficción

El género literario, novela de ficción, provocó varios comentarios pero la precisión era pertinente tratándose del autor, prolí­fico en los últimos años en novelas de no ficción, relatos reales los llamaba Cercas. Ingenuamente, podrí­amos confiar en que, a partir de aquí­, este y otros intelectuales inorgánicos distingan entre ficción, su ficción, y no ficción, el consenso idiota que llamamos realidad.

PD:Es posible que todo el problema esté en la fí­sica, dividida en dos desde principios del siglo pasado. La de Newton dice que la naturaleza está regida por unas leyes precisas y perfectas que se pueden conocer y está muy bien porque, gracias a ella, los aviones vuelan y los puentes se sostienen. Es posible que los intelectuales inorgánicos, por su inorganicidad, estén dentro de la segunda fí­sica, la de Poincaré, la cuántica, la que sostiene que los sistemas evolucionan hasta hacerse impredecibles; la del principio de indeterminación, el efecto túnel, el gato de Schí¶dinger y todas las cosas que te dejan con la boca abierta en los cuentos de Philip K. Dick.

Todo se lí­a

Jueves, 16 de Octubre de 2008

Una cosa es sostener algo y otra, demostrarlo. Por ejemplo, una cosa es decir que la música country es deprimente y otra realizar un estudio práctico sobre Los efectos de la música country en el suicidio, como hicieron Steven Stack y James Gundlach a principios de siglo. Ambos cosecharon insultos e incluso amenazas de muerte por aficionados al banjo pero su persistencia se vio recompensada con el premio IgNobel de medicina de 2004.

Los premios IgNobel se crearon en 1991 por una revista de humor cientí­fico y, al principio, eran unos antinobel. En su primera edición, el premio de la paz se lo llevó el padre de la bomba de hidrógeno y, el de economí­a, el inventor de los bonos-basura, que habí­a llevado al sistema financiero a otro lí­o considerable. Los IgNobel fueron dejando las ironí­as para destacar investigaciones cientí­ficas que fueran especialmente absurdas. Por ejempo, en 1995, el de fí­sica fue a parar a Georget, Parker y Smith, del Institute of Food Research de Norwich, por su estudio sobre los efectos del contenido en agua sobre el comportamiento de compactación de los copos de cereales para el desayuno y, en 2003, Moeliker, del Natuurmuseum de Rotterdam, ganó el de biologí­a por documentar el primer caso de necrofilia homosexual en el ánade real. 

Este año, los premios han estado marcados por la crisis, aunque no lo parezca. Zampini y Spencer ganaron el de nutrición por demostrar que la comida sabe mejor si es crujiente, la base de la actuación de los bancos, comprando productos sin garantí­as pero muy sabrosos. Ariely se llevó el de medicina por un estudio práctico cuya conclusión es que la medicina falsa y cara funciona mejor que la falsa y barata, algo que parece inspirar todos los planes de rescate gubernamentales. Y el más interesante, el de fí­sica, que se fue a Raymer y Smith, por probar que cualquier montón de hilos, cuerdas o pelos acaba por enredarse. Por fin, alguien que nos demuestra que, al final, todo se lí­a. (Publicado el 16 de octubre de 2008)

PD: Cada año, en la Rosa de los vientos, se habla de estos premios y de los Darwin, que tienen un humor aún más negro. El próximo lunes, hace un año que se fue Juan Antonio Cebrián.

Préstamos a crédito

Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Emili Blasco toma prestada para ABC una información publicada ayer por Rafael Ramos en La Vanguardia.

La de Rafael Ramos:

La crisis financiera complica los planes del primer ministro de Escocia para independizar el paí­s

Salmond poní­a como modelos a Islandia, ahora en bancarrota, y a Irlanda, que ha entrado en recesión

La crisis financiera ha complicado los planes del primer ministro Alex Salmond para la independencia de Escocia. Primero, porque los contribuyentes ingleses han tenido que rescatar con sus impuestos al Royal Bank of Scotland, una de las grandes instituciones del paí­s. Y, segundo, porque el argumento de que los escoceses podrí­an sobrevivir en el mundo globalizadio es más difí­cil de sostener cuando han hecho falta soluciones conjuntas para evitar el hundimiento de las economí­as.

“Queremos ser el mejor paí­s pequeño de Europa”, fue el eslogan de Salmond en las elecciones que le llevaron al poder hace algo más de año y medio, mientras pedí­a que Escocia se incorporase a lo que llamaba el arco de la prosperidad,integrado por otros paí­ses de similar población del norte de Europa, con Islandia, Irlanda y Noruega como principales representantes. De ellos, el primero está en bancarrota, el segundo en recesión, y tan sólo los noruegos se salvan gracias al petróleo.

Salmond ha sido hasta ahora el Ronald Reagan escocés, un polí­tico con el que se puede estar o no de acuerdo, pero cuyo optimismo resulta contagioso y da la impresión de saber a dónde va. En vista de su raquí­tica mayorí­a en el parlamento de Holyrood (tan sólo de un escaño), ha renunciado en la práctica a todo programa legislativo, e introducido únicamente cinco proyectos de ley, de los cuales uno es para la celebración de los Juegos de la Commonwealth en Glasgow, otro para la reforma del Consejo de las Artes, y un tercero para la elaboración de un Registro de Tartanes (los tí­picos tejidos escoceses a cuadros que representan a los distintos clanes históricos). Para la aprobación de los presupuestos ha necesitado el apoyo de los tories, a cambio de un aumento de la dotación para la policí­a.

Pero a pesar de ello el gobierno del SNP ha cambiado muchas cosas en dieciséis meses, volviendo a abrir hospitales que el Labour habí­a cerrado, reduciendo el coste de las medicinas, congelando los impuestos municipales, suprimiendo peajes, recortando la población penitenciaria, o haciendo gratuito el transporte para los jubilados, medidas en muchos casos populistas que ha aplicado por decreto gubernamental, consciente de que la oposición no se atreverí­a a ponerlas en juicio. En cambio ha tenido que aparcar los proyectos más ambiciosos y caros, como la reducción de las clases de primaria.

“Los votantes saben que un gobierno no puede hacerlo todo, y menos como nosotros sin mayorí­a absoluta -dice en la Bute House de Edimburgo, residencia oficial del primer ministro escocés en Charlotte Square, mientras analiza casi un año y medio de gestión que ha hecho aumentar notablemente su popularidad-. Lo importante es que la gente te quiera, porque entonces lo entiende y lo perdona todo. Pero si no te quiere, hasta lo que haces bien se vuelve en tu contra, como le pasa a Gordon Brown”.

Cree que “es posible ganar” el referéndum del 2010 sobre la independencia, aunque la economí­a hace mucho más improbable que sus compatriotas estén dispuestos a aventuras. Según las últimas encuestas, realizadas antes del colapso de los bancos, un 31% se declaraba a favor, y un 43%, en contra.

Pero la estrategia de Salmond es a largo plazo. Por el momento, está demostrando que el gobierno del SNP es competente y defiende los intereses de los escoceses, y está seguro de que algún dí­a los astros se alinearán de manera favorable a la independencia del paí­s, tal vez con un gobierno tory en Westminster que se rebele contra el nacionalismo y siembre la semilla de la destrucción del Reino Unido. Mientras tanto, piensa culpar a Londres de las penurias de la crisis, y ha pedido mil quinientos millones de euros para Escocia, a sabiendas de que Gordon Brown le va decir que ni hablar.

La de Emili Blasco:

La crisis financiera arruina el sueño de los independentistas escoceses

La crisis económica ha helado la efervescencia independentista del Partido Nacional Escocés (SNP), que gobierna en Escocia. Sus orgullos financieros, el Royal Bank of Scotland (RBS) y el Halifax Bank of Scotland (HBOS), dos de los principales bancos británicos, han necesitado ser rescatados por el Gobierno de Westminster a un precio que no podrí­a haber sido pagado por un Estado escocés. E Islandia, el paí­s cuya prosperidad los independentistas invocaban como ejemplo, está en la bancarrota.

El temor a un futuro económico incierto está recortando las alas del independentismo y podrí­a aguar definitivamente los planes de Alex Salmond, lí­der del SNP y jefe del Ejecutivo autonómico escocés, de convocar un referéndum sobre la independencia en 2010.

«Las familias escocesas, los bancos y los negocios de Escocia están mucho más seguros formando parte de la cuarta mayor economí­a del mundo que si Escocia se separa del Reino Unido», alegan los laboristas, desbancados del Gobierno autonómico en mayo de 2007. El temor a un futuro económico incierto está recortando las alas del independentismo y podrí­a aguar definitivamente los planes de Alex Salmond

Islandia, por ejemplo

Irónicamente Salmond a menudo ha puesto a Islandia como ejemplo de pequeño paí­s que puede tener una economí­a sostenible y ha situado una Escocia independiente en el «arco de prosperidad» formado por los paí­ses escandinavos, Islandia e Irlanda.

Con este último paí­s en recesión, la invitación de Salmond serí­a para integrarse en un «arco de insolvencia», según Lindsay Roy, candidato laborista en las elecciones que habrá el próximo mes en la circunscripción electoral de Glenrothes para cubrir un escaño vacante en la Cámara de los Comunes. Esos comicios serán un buen termómetro para conocer si la expansión del SNP tiene freno.

Para Dough McWilliams, responsable del Centro para la Investigación en Economí­a y Negocios, una de las cosas que habí­an creado autoconfianza en los sectores independentistas era que Escocia era sede de dos de los principales bancos británicos. «Ahora Edimburgo ha demostrado ser un centro financiero mucho más dependiente que lo que se creí­a. El rescate público de los bancos escoceses es de una cuantí­a similar al PIB de Escocia, lo que habrí­a hecho muy difí­cil que el Gobierno escocés lo hubiera podido afrontar», declaró McWilliams a «The Daily Telegraph». Los enemigos polí­ticos de Salmond recuerdan que en el pasado éste trabajó como economista para el RBS, lo que tendrí­a que estar dándole suficiente conciencia de la gravedad de la crisis. Esta, además, ha supuesto la compra del HBOS por parte del Lloyds; lo que podrí­a llevar al desmantelamiento de los cuarteles generales del HBOS en Escocia. Más que la independencia, la preocupación ahora de Salmond es impedir que esto último suceda.

Sobre todo, ambos textos coinciden en las tramas. Ramos dice: “los contribuyentes ingleses han tenido que rescatar con sus impuestos al Royal Bank of Scotland”. Reconozco que no tengo muchos datos sobre el sistema impositivo del RU pero sospecho que los escoceses no están exentos de pagar impuestos. La afirmación de Blasco de que “han necesitado ser rescatados por el Gobierno de Westminster a un precio que no podrí­a haber sido pagado por un Estado escocés” precisarí­a algún dato más que sólo se nos da en el último párrafo, el PIB de Escocia, pero sin tener en cuenta que RBS o a Hallifax no son bancos  escoceses pese al nombre, lo mismo que el Santander no es un banco cántabro, sino británicos y, en el supuesto de que hubiera necesitado rescate, habrí­a sido multinacional, lo mismo que los de Fortis o Dexia. Ambos, entre lí­neas, dicen lo más importante, una decisión tan importante como la independencia depende de la coyuntura económica en la que se celebre el referéndum.

El enroque y la bolsa de plástico

Martes, 14 de Octubre de 2008

Ayer decí­a uno de los articulistas de la Razón, cito de memoria, que serí­a escandaloso que, al final, el gran perdedor polí­tico de la crisis fueran el PP y Rajoy. Lo dice porque lo intuye. El obstáculo que ha tenido el PP ha sido el tiempo y el espacio; no era posible jugar a la frivolidad cuando los plazos se acortaban y el problema no se situaba en las hipótesis o las amenazas, sino en la realidad. El problema sigue siendo generacional dentro del PP. Pese a los cambios, el grupo de poder del partido sigue pensando que perdieron las elecciones de 2004 no por sus propios errores, sino por una campaña en contra por parte de un grupo mediático que alentó una movilización popular y el oportunismo de la oposición que aprovechó ambos. En la pasada legislatura, el PP se enrocó buscando sólo salir en tromba cada vez que el gobierno dejaba un flanco débil. Como tal cosa sucedió muchas veces y la mayorí­a, simultáneamente, estuvo cuatro años en tromba tratando de copiar el sistema que, pensaba, habí­a llevado el éxito a ZP: campaña mediática, movilización popular y oportunismo polí­tico. Le fue bien, si el objetivo era perder por poco.

El problema del enroque es la realidad. Cuando las cosas suceden, las hipótesis y frivolidades se difuminan. La polémica de la ampliación del matrimonio se acabó en cuanto comenzaron las bodas y las manifestaciones sobre el terrorismo desaparecieron en cuanto volvió el terrorismo. Cuando llega la realidad, todo el mundo suele buscar el centro y el enroque asfixia. La crisis es un baño de realidad absoluto en cuanto la caí­da de la economí­a especulativa llega a la real: los bancos no dan dinero, las empresas cierran, la gente se queda en la calle. No se hunde nada pero, cuando se trata de dinero, el miedo nunca es escaso. Cuando la crisis internacional se apuntaba y sólo tení­amos el pinchazo local de la construcción, el bloque de la derecha se enrocó, más por movimiento reflejo que por convicción, y, sin mucha explicación, quiso ganar en verano 2008 las elecciones de marzo de 2008 o, quizá, las de marzo de 2012. Tení­amos razón, se repetí­a, el gobierno engaño; y otra vez. Cuando llegó la realidad de la crisis de crédito global, el enroque comenzó a asfixiar y a hacerse más inexplicable.

Hace unos dí­as, el Gobierno propuso un plan de emergencia para imitar el dopaje del resto de paí­ses a sus sistemas financieros. El PP, creyendo que tení­a otro flanco abierto, volvió a echar el acelerador, que el Gobierno reconozca que ha mentido, que devuelva los presupuestos, que haga esto y lo otro. El reflejo de imitar el sistema que, pensaban, habí­a llevado el éxito a ZP les llevó a llamar decretazo al plan de emergencia, como habí­a hecho el PSOE con la reforma laboral de 2001. Pero ni habí­a tiempo ni se trataba de hipótesis o frivolidades. Haber esperado, no haber aprobado el plan al mismo tiempo que el resto, o haber retirado los presupuestos, habrí­a situado a España en un titular aparte. Y, en una crisis de confianza, lo que menos conviene es llamar la atención. La ví­spera de la reunión, el PP recula y se desenroca todo lo que puede en busca de aire y el bloque mediático se queja. ’Rajoy asegura ahora’, titula hoy El Mundo con cierta pena. Es posible que al bloque mediático le hubiera gustado que Rajoy fuera contumaz en el enroque y la asfixia, hasta acabar con una bolsa de plástico en la cabeza, al estilo diputado conservador británico. De momento, Rajoy sigue vivo, aunque perdiendo; por poco pero perdiendo.

Profecí­as II

Martes, 14 de Octubre de 2008

Hace unos dí­as hablamos de profecí­as, recordando que antes, a los profetas que no cumplí­an, se los metí­a en la cárcel o se los desterraba. Algo así­ habrí­a que hacer con Goldman Sachs. Leemos en El Economista:

Goldman Sachs cree ahora que el petróleo puede caer hasta los 50 dólares

Los analistas de Goldman Sachs prevén que el crudo puede llegar a caer hasta los 50 dólares si la crisis se agudiza porque la demanda se verá muy afectada. En junio, la entidad estadounidense habí­a previsto que el barril de petróleo alcanzararí­a los 200 dólares por los problemas que sufrirí­a el mercado para aumentar el suministro. El banco admite que ha subestimado la profundidad y duración de la crisis financiera mundial y su impacto sobre la economí­a.

150 dólares de variación en cuatro meses, el 400%. Recuperen todos los artí­culos que sostení­an que nos tení­amos que acostumbrar a un petróleo por las nubes. La información también habla de las predicciones de Gazprom pero, claro, Gazprom es un actor interesado porque vende recursos. ¿Actor interesado? ¿Y Goldman?

Hagan juego, señores

Martes, 14 de Octubre de 2008

Los tipos que salieron del pueblo envueltos en alquitrán y plumas regresan al casino vestidos con trajes cortados a medida. Hey, dice el sheriff, no tenéis nada que hacer aquí­ si no nos enseñáis vuestro dinero. Los tipos buscan en sus bolsillos y sacan unos papeles que el sheriff entrega al dueño del casino. Después de examinarlos, éste pone un telegrama a la ciudad para comprobar si es verdad que el gobernador avala a los tahures. Reciba la respuesta, le dice al pianista que se ponga a tocar, les dice a las chicas que comiencen a bailar y grita: hagn juego, señores.

PD: No se roto la dinámica ni se ha depurado el sistema; sólo ha llegado un jugador más grande. Aunque no haya pasado en occidente en las últimas décadas, los paí­ses también pierden la confianza y también quiebran.

Neoproteccionismo

Domingo, 12 de Octubre de 2008

Mi padre añade: ni las inyecciones conseguirán recuperar la confianza ni las bajadas de tipos reactivar la economí­a. Lo peor que le puede ocurrir al sistema financiero es que el dinero no valga nada porque, entonces, no hay negocio. Hablamos también de las instituciones internacionales. ¿Hace falta alguien que se acerque al enfermo y diga lo mal que está o alguien que diga lo que hay que hacer? Hace tiempo, comentamos aquí­ que

es posible que que sea el momento de hacer reformas estructurales. Por ejemplo, terminar con el descontrol total (llamado independencia) del Banco Central Europeo [y el resto de instituciones económicas], que no responde ante nadie salvo ante el sistema financiero del que proceden sus miembros y al que volverán después de dejar la institución.

Además, ¿qué soluciones van a aportar esas instituciones? Alex Guerrero escribe en La moqueta verde:

Si EEUU fuera Argentina, el Fondo Monetario Internacional, con el consenso del Banco Mundial, habrí­a llamado a su presidente a pasar por sus oficinas. Los tecnócratas en ambas instituciones habrí­an diseñado un bonito plan de ajuste, que incluirí­a recortar el gasto (en Irak) y el salario de los funcionarios para cumplir con la disciplina fiscal; eliminar gasto público reduciendo los subsidios a sus industrias y a los agricultores, a fin de redirigir ese gasto hacia fuentes de crecimiento como educación primaria, sanidad básica e infraestructuras; pedirí­an reformas fiscales donde se ampliarí­a la base fiscal (quién paga) y se reducirí­an los tipos máximos y mí­nimos; obligarí­an al Tesoro a subir (y mucho en el caso de EEUU) los tipos de interés, a fin de atraer capitales, aunque eso significara cerrar muchos negocios; dejarí­an el dólar desplomarse más; eliminarí­an los aranceles que protegen el acero, la agricultura u otras industrias americanas poco competitivas; eliminarí­an las restricciones a la inversión (léase compra) por parte de empresas extranjeras (léase chinas y saudí­es); privatizarí­an las empresas estatales (y esto significa miles de empresas, incluyendo todas las de agua); y desregularí­an todo lo que no estuviera relacionado con medio ambiente, protección del consumidor o seguridad.

Pero esa medicina, el llamado Consenso de Washington, parece que no es aplicable para el lugar que lo vió nacer.

El consenso de Wahington es una receta del 1989 para garantizar el colonialismo económico tras la caí­da del muro. En acción (moderada) aquí­. Y éso es lo que está en juego, ¿quién manda?, ¿quién pone el dinero?, ¿de quién son las empresas? Hace algunos meses, también hablamos del consenso de Wahington:

Desde hace décadas, las instituciones internacionales vinculan las ayudas de dinero público, dinero de los impuestos, al cumplimiento de ciertas normas privadas. Tales normas, privatizaciones, recortes sociales, despidos, libertad de capital y autoritarismo polí­tico o eliminación de controles exteriores e interiores, quedaron resumidas en el consenso de Wahington

Estas medidas no han logrado hacer funcionar ninguna economí­a. Sí­ han conseguido, en casos concretos, reducir le hiperinflación o detener la devaluación de la moneda, fenómenos habitualmente provocados previamente por las propias instituciones, pero nunca han conseguido crear una economí­a con el sistema productivo propio con capacidad de competir y un consumo interno fuerte de una sociedad cohesionada.

Pero las ayudas podrí­an haberse ligado a otra serie de criterios como el de población alfabetizada o creación de empresas nacionales. Quizá sí­ sea el momento de hacer reformas estructurales y desligar las ayudas internacionales de consenso de Washington para ajustarlas a conceptos como reducción de la pobreza extrema, el desempleo o la dependencia exterior (en lugar de aumentar estos conceptos), desarrollo de la democracia, de la sindicación y de la organización empresarial, del respeto por los derechos individuales o, si queremos unirnos a la ola en formación, el respeto al medio ambiente y la igualdad.

Lo que sea porque, si no, China acabara aplicando el consenso de Washington a los consensuadores.

Intuyo que la próxima doctrina económica será el neoproteccionismo, que mezclará la defensa de los campeones nacionales, con intervención pública directa a través de ayudas o indirecta a través de privatizaciones y recortes sociales, con la de los valores tradicionales de la familia, la religión, la patria o cualquier cosa que sea un espacio conocido. Todo ello con liderazgos fuertes y paternalistas.

PD: Buscando, es interesante recordar esta información del 20 de junio:

El Departamento de Justicia de EEUU ha presentado cargos contra 406 personas por su presunta responsabilidad en el colapso del sistema financiero desatado por la crisis hipotecaria.

¿Cuándo presentará el Departamento de Justicia cargos por el colapso del sistema financiero mundial? Tranquilos, entre bueyes no hay cornadas.