Archivo de Agosto de 2008

La murga de los currelantes

Viernes, 29 de Agosto de 2008

El economista sabio Manolo Portela recomienda escuchar la Murga de los currelantes de Carlos Cano para esperar con mejor humor la nota de la tarjeta del próximo cinco de septiembre.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=IWW8-_u2HGg[/youtube]

La murga tiene muchos versos, “se acabe el paro y haiga trabajo, escuela gratis, medicinas y hospital; pan y alegrí­a nunca nos falte” o “maroooto, siembre la tierra que no es un coco; faloooote, que ya está bien de chupar del bote”, que parecen ilustrar actitudes vistas en las negociaciones sobre la financiación autonómica. En concreto, hay una en la que se habla del “mecanismo de tira palante” que metaforiza perfectamente la actitud del Gobierno. Tiempo. Es la estaca judicial; ganar tiempo para que los participantes se cansen, el tema desaparezca de lo medios y gane el que más resista.

Portela habla del dilema del prisionero y recuerda que Felipe González, ex marxista, aconsejó no mezclar reformas estatutarias con sistema de financiación. Es un consejo sabio no cruzar identidad, derechos y competencias con dineros pero ¿se podí­a hacer, ¿hasta cuando podí­a la estructura administrativa (central, autonómica y local) seguir manteniendo un marco jurí­dico y financiero que no se ajustaba con la realidad?, ¿se podí­a separar?, ¿por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?  

Y nunca hay que olvidar la admiración del presidente (al menos, en la pasada legislatura) por la doctrina risque-tout (audaz, imprudente, temerario) en la que lo más importante es provocar el movimiento y romper el statu quo.  

La mitad

Viernes, 29 de Agosto de 2008

Leemos en la prensa de hoy:

Falleció Dave Freeman, coautor de 100 cosas para hacer antes de morir

Tuvo un accidente doméstico. Tení­a 47 años. Según su familia, hizo la mitad.

Yo lo vi todo

Jueves, 28 de Agosto de 2008

Las vacaciones le han sentado como dios a Rafael Reig. Después de varias cartas magistrales en Público, nos regala un curso de cómo se cuentan las cosas partiendo de una de las figuras claves en el periodismo sin información, el testigo ovni.

El arranque es fantástico; el resto, lo mejora.

Contar cosas 

El otro dí­a escribí­ un artí­culo sobre el STP, el Sí­ndrome del Testigo Presencial. Con algún ejemplo reciente, intentaba definir esta terrible patologí­a clí­nica.

El testigo intenta explicar a otros algo que ellos no han visto y él sí­. ¿Qué hace? Recurre a la comparación con algo que ninguno de los dos haya visto jamás. Formidable, así­ queda todo mucho más claro. La prensa informó, por ejemplo, de que un guardia civil aseguraba que el accidente era “lo más parecido al infierno que he visto en mi vida”. Así­, ¡cómo no hacerse una idea¡ ¿Quién no conoce el infierno y todaví­a lo recuerda? ¿Quién no ha sido Orfeo más de una vez? Este hombre, sin ir más lejos, habí­a visto otras situaciones parecidas al infierno tal y como lo recordaba, pero ninguna tanto como ésta. Al dí­a siguiente, a su vez, los familiares aseguraron que “vivieron un infierno”, a causa de la falta de información. Y así­ sucesivamente.

El testigo presencial es una figura carismática, entrañable y folclórica. Si hay una explosión de butano, la vecina aquejada de STP decidirá explicarnos cómo lo que pasó, pero elegirá siempre compararlo con algo que ella no conoce ni nosotros tampoco: un bombardeo aéreo, pongamos. O la explosión de una granada.

Haber estado allí­ no garantiza que uno sea capaz de contarlo.

El resto, aquí­.

PD: El STP es la base de una de las historias de Alfred Hitchcock presenta; se titulaba Yo lo vi todo. Me acuerdo porque pocas veces me dejaban quedarme a ver la tele después de cenar.

Toi condí­o

Jueves, 28 de Agosto de 2008

¿Qué ves? Una bandera de España. ¿A que me escondo bien?

aznar

PD: La entrevista es un modelo de cómo una persona modela las cosas que han pasado para adaptarlas al momento actual. Es algo normal, cualquiera puede pasar del ’siempre supe que era la persona de mi vida’ a ’siempre supe que no acabarí­amos bien’. Lo que pasa es que expresado en voz alta queda ridí­culo. Algunos ejemplos:

Yo creo que el nacionalismo nunca ha querido la derrota de ETA. Y quien piense que la quiere se equivoca. El PNV no quiere la derrota de ETA, quiere la derrota de España a través de una negociación con ETA.

¿Y cómo firmo un pacto de Gobierno con un partido que quiere la derrota de España? í‰l mismo se corta la posibilidad de retirada al argumento habitualmente usado ‘el PNV ha cambiado’ con la primera frase. Se complementa con:

En absoluto. Nadie me puso lo del MLNV en la boca. Ni ETA lo exigió ni yo lo habrí­a aceptado. El MLNV es su gran concepto y existe. Por eso el PNV no quiere la derrota de ETA. Todo el nacionalismo, al final, forma un gran movimiento, y eso es el MLNV. Es la financiación, los medios de comunicación, los grupos institucionales, Batasuna, los comandos de ETA y una parte del PNV Eso es el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, todo ese entramado. 

Es decir, que firmo un pacto de gobierno no sólo con quienes quieren la derrota de España, sino con alguien que forma parte del entramado terrorista (si tiene alguna prueba deberí­a acudir a los juzgados y, si no, el PNV deberí­a demandarlo). Y otra: 

Pero yo no negocié ninguna tregua. Lo que yo hice no tiene nada que ver con lo que ha hecho el Gobierno de Zapatero. De hecho, el pacto de Estella surge porque nosotros rechazamos toda negociación con ETA. Yo ni negocié ninguna tregua ni pacté ninguna tregua ni estuve dispuesto a aceptar condiciones de nadie. Nosotros sólo estábamos en un combate directo con ETA, y cuando se habló de una tregua nos reunimos con ellos sólo para ver si dejaban las armas definitivamente o no. Nuestra respuesta con el Pacto Antiterrorista fue de absoluta firmeza, de no darles un respiro, y a dí­a de hoy sigo pensando que asfixiarles de todas las maneras es la única forma de acabar con ellos.

Es el cacao que se le produce a un persona cuando, pasado el tiempo, mezcla sucesos y nombres para ordenarlos según lo que ahora piensa. Sólo un ejemplo: “nuestra respuesta fue el Pacto Antiterrorista”. Esta información es de El Mundo y está datada el 18 de noviembre de 2000; Escolar recoge varias.

El Ejecutivo rechaza y descalifica la propuesta del PSOE para firmar un pacto contra el terrorismo

MADRID.- El Gobierno, a través del vicepresidente primero, Mariano Rajoy, rechazó y descalificó ayer la propuesta del PSOE para firmar un pacto estable contra ETA.

Rajoy respondió ayer oficialmente al documento enviado hace unos dí­as por el PSOE al Gobierno, rechazando la posibilidad de firmar dicho acuerdo. Según el vicepresidente primero, «no tiene sentido» la propuesta de los socialistas y «no aporta absolutamente nada».

El escrito recoge diez puntos que incluyen la necesidad de consensuar la polí­tica penitenciaria entre los dos grandes partidos, la posición de ambas partes de considerar suficiente el lí­mite máximo de 30 años de prisión de cumplimiento efectivo, la petición de responder de forma unitaria a cada atentado o hecho relevante y la creación de una comisión estable de coordinación.

Desde que el martes el PSOE entregó la carta al secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos, el Gobierno habí­a evitado dar una respuesta pública oficial. Ayer, lo hizo Mariano Rajoy, que actuó como portavoz del Gobierno tras el Consejo de Ministros.

Según Rajoy, la propuesta no es más que una maniobra publicitaria del PSOE para «llamar la atención»: «Hay quien pretende sacarse conejos de la chistera para poder decir a la sociedad ‘yo también estoy aquí­ y a mi también se me ocurren cosas’».

El vicepresidente primero del Gobierno añadió que en la actualidad existe una comunicación «asidua» con el PSOE que permite «el libre intercambio de criterios», por lo que la rúbrica de un documento no tiene ninguna utilidad.

Incluso, aseguró que el Ejecutivo ni siquiera entrará a debatir el contenido del documento de los socialistas, precisamente para no entrar en la estrategia que pretende el partido que lidera José Luis Rodrí­guez Zapatero.

No obstante, Rajoy aseguró que el Gobierno está muy satisfecho con la colaboración del PSOE en la lucha contra el terrorismo y, especialmente, citó el voto conjunto en el Pleno del Congreso a las reformas legales contra ETA.

El vicepresidente aseguró que «a dí­a de hoy (por ayer), el PSOE ya sabe que no se va a producir la rúbrica del documento».

Pero la bandera, ay, lo que tapa la bandera.

Mientras tanto

Jueves, 28 de Agosto de 2008

Reconozco que tengo debilidad por la inteligencia cargada de cierto cinismo, no derrotismo ni mala hostia, que cada dí­a muestra Enric González. Leí­amos ayer. 

Ayer a mediodí­a se informó sobre la muerte de José Luis Pérez Barroso, vecino de Esparreguera (Barcelona). El señor Barroso reprendió el pasado dí­a 17 a tres gamberros menores de edad. Los jóvenes, al parecer, le siguieron y le agredieron, causándole una herida en la cabeza. Tras una semana en el hospital, la ví­ctima falleció el dí­a 24. Los menores, dos de ellos con antecedentes, fueron detenidos y puestos en libertad. ¿Se imaginan la que podí­a haber liado alguna otra cadena con ese material? Un elemento complementario: la pareja del señor Barroso es Francesca Fosalba, alcaldesa socialista de Esparreguera y, si no recuerdo mal, antigua empleada de TV-3.

Quizá la misma alcaldesa pidió que la tragedia fuera abordada con discreción. En cualquier caso, se evitaron las declaraciones furiosas de los vecinos (sólo se recogió un testimonio, una vecina entristecida pero cabal) y las conclusiones apresuradas: los hechos son todaví­a confusos, demasiado como para ponerse ya con los linchamientos de rigor.

Intuyo que en España acabará ocurriendo como en el Nueva York de los ochenta, y que la tolerancia y el buenismo se transformarán en severidad extrema contra el delincuente. Mientras tanto, prefiero que los informativos, como ayer en TV-3, se limiten a contarme qué ha pasado, sin comerciar con el dolor y la rabia de la gente.

Mientras tanto.

Una palabra tuya

Miércoles, 27 de Agosto de 2008

Punset recoje en uno de sus imprescindibles libros que la anticipación del placer da más felicidad que el momento en sí­. Hoy tenemos un ejemplo. Rosa Gamazo entrevista a George Lucas en Público:

Además de las pelí­culas de animación sobre la saga, ¿Tiene pensado retomar los personajes de carne y hueso?

Estamos en el proceso de escribir nuevos guiones. Estamos colaborando con dos guionistas australianos y dos británicos y tenemos intención de rodar en Australia pero todaví­a está todo muy verde. No puedo decirte nada más concreto.

Y no logro quitarme la sonrisa.

PD: Hay otra respuesta muy interesante:

Parece más interesado en la televisión que en el cine…

Creo que la televisión es un medio más versátil y excitante que el cine. Hacer una pelí­cula lleva muchí­simo tiempo y requiere una gran coordinación. En el medio televisivo puedo explorar muchas más cosas, tocar personajes e historias muy diferentes, mientras que en el cine pasas por encima de muchos personajes, no puedes profundizar. Por ejemplo, en televisión puedo profundizar sobre Jabba the Hutt y su familia o sobre cualquier otro personaje que en la pelí­cula no salí­a más de ocho segundos. En definitiva, me da más juego.

Aún recuerdo la frase: el cine es parte de la vida; la tele es la vida.

Copiotas

Miércoles, 27 de Agosto de 2008

Leemos en cadenaser.com esta información de agencia:  

Un partido checo regala billetes de avión a gitanos para que abandonen el paí­s

El partido, de orientación nacionalista y xenófoba, pone la condición de que los miembros de esta comunidad no regresen al paí­s antes de 2010

Leí­mos en El Paí­s:  

Corbacho estima que unos 20.000 inmigrantes se acogerán al plan de repatriación con incentivos

Trabajo confirma que la medida voluntaria permitirá a los extranjeros que regresen cobrar todo el paro en dos pagos, el 40 % en España y el 60% en sus paí­ses

Copiotas.

El Paí­s pregunta después de responderse

Martes, 26 de Agosto de 2008

En un texto firmado por í“scar Gutiérrez, El Paí­s se pregunta hoy:

¿Hasta dónde puede llegar el micro con 154 muertos?

La cobertura del trágico accidente de Barajas recupera el debate entre información, intimidad y proceso judicial

“Cuántos centí­metros del cuerpo sobresalen del aparato no aporta nada”. Y ése es uno de los lí­mites que tiene el informador ante una tragedia como la de Barajas. Derecho a la información o intimidad, deber de comunicar o secreto judicial, el debate sobre la cobertura que están haciendo los medios ante la muerte de 154 personas en un vuelo de Spanair el pasado miércoles ha llevado a la Federación de Sindicatos de Periodistas a elaborar un comunicado que difundirán en las próximas horas. “Los medios tradicionales -adelanta su secretario de Organización, Dardo Gómez- estamos haciendo una cobertura correcta, pero de forma escandalosa, otros medios, las televisiones entre ellos, se están dejando llevar por el morbo”.

La respuesta, dos dí­as antes en el mismo periódico en una reconstrucción firmada por Ana Alfageme:

El último vuelo del ‘Sunbreeze’

Relato del peor accidente de aviación en España en 25 años

(…) 

Probablemente, Javier, en su capazo, no oyera los murmullos de fastidio, o de miedo, que seguramente cruzaron la cabina. El bebé, de tres meses, puede que fuese dormido. Iba a ser bautizado en la tierra de su joven madre, Zenaida, 19 años, que estaba sentada con su marido, Javier padre, casi tan joven como ella. Habí­an dejado el bar de Argí¼elles, un negocio familiar en el que trabaja él, para cristianar a su primer hijo

(…)

El bombero Francisco Martí­nez descubre a un niño pequeño que deambula. Se llama Roberto, tiene sangre en la cabeza y dice que su hermana está dormida. Pero no lo está.

Ligia se despierta. Gira la cabeza para buscar a José. A su lado, una silueta ennegrecida. Le palpa la muñeca. No es el reloj de José. No es él.

Ve cuerpos humeantes. Esparcidos alrededor de una inmensa pira. Cambia la dirección del viento. Abrasa la lengua de fuego, así­ que se tumba de lado y se cubre. Oye gritos. Llantos de niños. Trata de levantarse para ayudar, pero cae. Lo intenta de nuevo. Falla. Una más. Nada. Su mente de médica de urgencias escanea las heridas de su propio cuerpo. Sabe que tiene el fémur partido. Abandona. Pero sigue gritando los nombres de José y de Gema, su cuñada.

PD: Las cosas no suceden de un dí­a para otro. Hace dos años que Félix Ortega publicó Periodismo sin información.

En los mcdonals no te hacen reducciones al Pedro Ximénez

Martes, 26 de Agosto de 2008

Leemos en PRnoticias que diversas organizaciones están protestando por el tratamiento informativo del accidente. Hay quejas de la poca preparación de los profesionales, del exceso de emoción, de la falta de opiniones fundamentadas y del acoso sin respeto. ¿Qué esperaban? Los periodistas, como cualquier otra profesión, funcionan con rutinas. Si hay una rutina que establece que hay que buscar la hstoria humana, implicarse en el sufrimiento de las ví­ctimas dejando que se explayen frente a la cámara y lo importante no es quién hace las declaraciones sino qué declaraciones sean, esa rutina no va a cambiar de un dí­a para otro.

Tengo un conocido que leí­a y lee con deleite El Mundo (y otros) cuando sus informaciones se refieren a los gobiernos socialistas; no le importa la calidad de la información ni cómo se consigue. En una ocasión, otro medio informó de algo relacionado con su trabajo con falta de rigor y veracidad. Se quejó. ¿Qué esperaba? En las hamburgueserí­as dan hamburguesas; uno no puede llegar con su bandeja y pedir ensalada de crujiente de queso de cabra y tempura de verduras. Si hay comida-basura, la hay para todos; si se han instalado las rutinas del periodismo basura, se concretarán siempre.

Las quejas son estas:

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha apelado esta mañana a todos sus asociados y ‘muy especialmente’ a los editores, a los directores y los jefes de redacción para que, en el ejercicio del derecho y el deber de informar, tengan presente el equivalente y simétrico derecho a la intimidad y el respeto al dolor. ‘La credibilidad y la reputación del periodista se construyen en situaciones lí­mite como ésta, en las que la sociedad y los ciudadanos necesitan información, pero también la mayor consideración’, han señalado esta mañana.

La entidad presidida por Fernando González Urbaneja ha requerido a los editores, jefes de redacción y redactores para que los contenidos informativos sobre la catástrofe aérea de Barajas ‘no sean objeto de tratamiento en espacios de entretenimiento o por profesionales sin la experiencia y capacidad que exigen situaciones de esta naturaleza’. Dicen que representantes de familiares de las ví­ctimas han pedido a la entidad que conminen a los periodistas a respetar el ‘dolor y a su intimidad y que se evite cualquier acoso o presión para obtener declaraciones e imágenes, así­ como su reproducción reiterada en los medios’.

¿Situaciones lí­mite?, ¿respeto al dolor?, ¿se refiere a esto?

El 11 de marzo de 2007, un periódico [El Mundo] le hizo un regalo muy especial a la familia de Laura. Sin su permiso, colándose en el hospital a base de engaños, dos reporteras consiguieron fotografiar a Laura en su estado actual, escarbaron en su pasado, confundieron su presente, desoyeron el ruego de sus padres por mantener intacta la intimidad de su hija y publicaron tres páginas en las que, con un derroche de sensibilidad, calificaron a Laura como “la muerta en vida”. Cuando Álvaro llamó al periódico para quejarse, la respuesta lo dejó más estupefacto aún: “Es que tu hermana es un personaje público”. (El Paí­s)

Laura Vega no pudo impedir que un medio de comunicación se «colara» en su habitación en la Unidad de Daños Cerebrales de una clí­nica de Madrid para tomar fotografí­as de su estado fí­sico. No lo pudo impedir porque está en estado vegetativo, en coma, desde el 11-M. Laura no pudo, por tanto, pedir a los representantes de «El Mundo» que abandonaran su habitación, que respetaran su intimidad y su voluntad de no querer salir en ningún papel. Desde aquella fecha, Laura depende de dos enfermeras y de su familia las veinticuatro horas del dí­a.

Ayer, en el Tribunal, su hermano denunció los hechos. El pasado 11 de marzo, con motivo del tercer aniversario de la matanza, «El Mundo» sacó, sin su consentimiento y en un amplio reportaje, dos fotos de Laura «en su situación actual» y «aportaba datos y valoraciones sobre ella y mi familia que no se correspondí­an con la realidad», según el testimonio de su hermano. El dí­a del reportaje dos periodistas se habí­an colado en el hospital asegurando al director del centro que querí­an hacer un trabajo sobre las Unidades de Daños Cerebrales de España. Cuando la información, que evidentemente no respondí­a a lo que «El Mundo» habí­a dicho, se publicó, el hermano de Laura se puso en contacto con la periodista que la firmaba y la explicación que ésta le dio, según el entorno del joven, es que Laura «era un personaje público». (ABC)

Alvaro también expresó su queja por el contenido y la oportunidad del reportaje que el suplemento CRONICA de EL MUNDO publicó sobre su hermana el pasado 11 de marzo. Y cuando terminó de hablar, ya no entraba la luz por las ventanas. (El Mundo)

Pero volvamos a las quejas recogidas por PRnoticias.

El viernes el presidente de la Asociación de Usuarios de Comunicación (AUC), Alejandro Perales, criticó el ‘acoso y la presión’ de los medios de comunicación a los familiares de las ví­ctimas del accidente aéreo del pasado miércoles y reprochó el ’sensacionalismo y la falta de respeto’ que han mostrado algunas de las informaciones.

En este sentido, Perales citó varios ejemplos de comportamientos negativos registrados en los medios tras el accidente, como la ‘búsqueda incesante de testimonios’, justificada, a su juicio, por el enví­o masivo de periodistas a los lugares de la tragedia y la falta de información generada durante el verano. ‘Los medios sienten tal necesidad de ofrecer datos constantemente, que, a veces, no distinguen entre información real e información basura’.

No distinguen entre información real e información basura, ¿se refiere a esto? Todas las portadas son de El Mundo.

el Mundo

El Mundo

El Mundo

Y otra queja más.

El Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC), ha recomendado a los medios de comunicación seguir un código de protección de la intimidad de los afectados por el accidente del miércoles en Barajas. Señalan que para preservar la intimidad y el dolor de las ví­ctimas y sus familias ‘no debe fomentarse el culto a la emoción ni la espectacularización de la información’. Para ello, los medios deben prescindir de la información ‘rutinaria o superflua que no añada valor informativo o que pueda resultar dañina para los afectados’, y sustituirla por ‘intervenciones especializadas de personas o instituciones’.

¿Culto a la emoción?, ¿se refieren a esto? Ambas portadas son de ABC.

ABC

ABC

Ay, la emoción, la exposición de la intimidad y la exhibición de dolor; qué bien viene de vez en cuando. 

PD: Las ví­ctimas. Una de ellas dice: primero nos convirtieron en un muestrario que enseñar en las manifestaciones del odio los sábados por la tarde. Más tarde, en un ariete para castigar al presidente del Gobierno. Ahora, ya sólo servimos para teñir de sentimentalismo un pobre discurso electoral.

Volvamos. Si hay comida-basura, la hay para todos y siempre. Ni Arzak hace bigmacs ni en los mcdonals te hacen reducciones al Pedro Ximenez. Tampoco la preparación de la cocina es la misma ni los contratos ni los materiales ni las servilletas. No hay cambios. Se han aplicado las mismas rutinas.

Leemos en Público:

La cadena de televisión argentina Todo Noticias (TN) emitió el pasado jueves por la noche, el dí­a siguiente del accidente, una información donde aseguraba tener la transcripción de las últimas frases que se cruzaron el comandante del JK5022 y su copiloto en la cabina del avión poco antes de estrellarse, junto a los otros 170 ocupantes del aparato. El noticiero incluso presentó, en un texto impreso en pantalla sobre fondo azul, ese supuesto diálogo, con las exclamaciones, los insultos, los puntos y las comas. La noticia, al dí­a siguiente, desapareció de la página web de la cadena de noticias argentina, pero alguien grabó la pieza y la subió al portal de ví­deos YouTube. Durante todo el fin de semana, el ví­deo circuló a través de Internet, en foros y blogs; donde los internautas le dieron escasa credibilidad. Hasta que ayer lunes, la Cadena Ser abrió sus informativos y su página web con el siguiente titular: “El fiscal investigará la veracidad de la grabación de un canal argentino con la supuesta conversación de los pilotos”. Tras la SER, varios diarios digitales -como elmundo.es- y algunas televisiones también se hicieron eco de la supuesta noticia.

La información de la Ser, y la posterior bola de nieve, obligaron a intervenir al Gobierno, al fiscal y al titular del juzgado número 11 de Madrid. Todos tení­an algo que desmentir. El fiscal, Emilio Valerio, negó en declaraciones a Público que hubiera ordenado “investigar nada de eso”, en contra de lo que sostuvo la Ser durante todo el dí­a. El juez titular del caso, Javier Pérez, también desmintió que hubiera ordenado investigar el asunto.

Por último, un portavoz del Ministerio de Fomento se vio obligado a cortar el bulo del todo. “Con los datos que hay ahora mismo”, la supuesta conversación entre el piloto y el copiloto del avión siniestrado es “absolutamente falsa”. El departamento que encabeza Magdalena Álvarez va a comunicar la emisión de ese supuesto diálogo al Fiscal General de Estado por si fuera constitutivo de delito. “No se puede alarmar así­ a la gente”, indicó el portavoz.

El autor del falso reportaje, Guillermo Lobo, reconoció a Público que la conversación no provení­a de la caja negra, sino de una “fuente militar” que le proporcionó “tres palabras” con las que él recreó el supuesto diálogo entre el comandante y el piloto.

Fuente militar. Tres palabras. La ufologí­a aplicada al periodismo.

Ojo. Guillermo Lobo, como Ramí­rez, tiene un compromiso. Afirma: ”doy fe que mis compañeros y yo somos así­: apasionados por las noticias, nos comprometemos con la verdad sea dura, linda, fea, atroz”.

Leemos en el blog que Arcadi Espada tiene en El Mundo:

Esta noticia del digital ha sido durante muchas horas la más leí­da del periódico. Es perfectamente normal, porque al público le interesa el ocultismo más que nada en este mundo, y ya no digamos las ciencias ocultas vinculadas con al muerte de decenas de personas en un accidente aéreo. Pero al mismo tiempo es perfectamente asombroso porque se trata de una noticia falsa, y que revela su falsedad a poco que el lector medite dos segundos sobre ella. ¿Cómo no van a hacerse públicas conversaciones que pueden resultar decisivas para aclarar las causas de un accidente? Las conversaciones las conocerán los instructores de la investigación (de hecho, probablemente, ya las conocen) y las conocerá el público, porque las conclusiones de los instructores serán públicas. Lo que puede que el público no conozca serán las transcripciones completas de las conversaciones, y en especial aquellos fragmentos que no tengan relevancia investigadora. Si, por ejemplo, alguno de los dos desventurados tripulantes se encomendó a dios.

PD: Arcadi Espada pedí­a hace tiempo la trazabilidad de la noticia. Lo mismo que el de las patatas fritas tiene que informar de si ha usado aceite de oliva o el ganadero tiene que decir lo que han comido las vacas. Podrí­a comenzar por el ex ufólogo de los agujeros negros que trabaja en su periódico, el del libro.

Ser un cabrón

Lunes, 25 de Agosto de 2008

Leemos la siguiente información de agencia en el Diario de Cádiz:

Médicos italianos piden la retirada de ‘Anatomí­a de Grey’ y ‘House’

La presidenta de la federación Nacional de Colegios de Médicos explica que los guiones de ambas series están desinformando a la población

A los médicos italianos no les hacen ni pizca de gracia las ironí­as de House, ni tampoco les enternecen los idilios amorosos de Meredith Grey, ni siquiera se emocionan con las tensas situaciones que se viven en los pasillos del County General.

Los facultativos transalpinos se quejan de la falta de rigurosidad médica en los guiones de series tan éxitosas como Anatomia de Grey, House, Urgencias o Scrubs. Los motivos del enfado vienen por el mal reflejo de la práctica médica y piden que las cadenas italianas se abstengan de emitir las series.

Annalisa Silvestro, presidenta de la Federación Nacional de Colegios de Médicos explicó que “estos programas están enseñando a los telespectadores formas inexactas de aplicar la medicina”, y añadió que “están desinformando” a la población, según explicó al Hollywood Reporter.

Estas ficciones américanas -más algunas italiana- están en posesión de la productora de Silvio Berlusconi, Mediaset, o del canal italiano RAI, y sus nuevas temporadas se esperan para septiembre. Ni la RAI ni Mediaset han hecho declaraciones sobre el cambio de la programación por estas protestas.

A los colectivos no les gusta su representación . A los arqueólogos no les gusta Indiana Jones, los periodistas nos reí­amos de los horarios oficinescos del Crónica de Coronado y, claro, los médicos están cabreados con las series de médicos. ¿Hay que explicar la diferencia entre ficción y realidad? Parece que sí­. Seguro que tiene que ver la salida del armario que ha experimentado la vida normal a través de un estuario en el que confluyen realities donde se accede a la Fama, documentales donde se accede a la Cultura y tragedias donde se accede al Recuerdo. Lugares todos, Fama, Cultura y Recuerdo, antes restringidos y ahora globalizados.

Annalisa Silvestro no precisa qué formas inexactas de aplicar la medicina enseñan las series de médicos pero no creo que se refiera a la principal: la implicación. Todos los médicos de las series (como los policí­as, abogados o periodistas) desarrollan una empatí­a desbordada (e insana) hacia los victimarios. Todos ellos, incluso los cí­nicos como House o Vilches, viven como propios los dramas y, en medio de un polvo, siguen pensando en su trabajo y son capaces de dejarlo a medias, el polvo, para acudir a la UCI en mitad de la noche. Pero esos médicos 24 horas son ficción ¿Hay que explicar la diferencia entre ficción y realidad? Parece que sí­. A no ser que la realidad busque converger con la ficción y los médicos, policí­as, abogados y periodistas (y polí­ticos y público en general) no sepan hacer su trabajo, vivir en el caso del público en general, sin implicarse o, lo que es peor, piensen que su único trabajo es implicarse.

PD: Pedro Vallí­n sostiene que “es imprescindible no albergar sentimiento alguno por el victimario, y, si se siente con ellos, es imprescindible deshacerse de esa empatí­a para hacer un buen trabajo”. Alguien le dice que “para hacer éso hay que ser muy cabrón”. Responde: ”yo lo soy; un cabrón que sabe hacer su trabajo. Lo importante no es sentir el dolor ajeno sino respeto por él y, a menudo, es incompatible lo uno con lo otro, aunque parezca una paradoja”. Esta última frase es, redundando, imprescindible; respeto, coño.