Archivo de Marzo de 2008

Tant se m’en fot

Jueves, 27 de Marzo de 2008

Si yo fuera el asesor de Artur Mas, le dirí­a que tratara de cerrar un acuerdo con Pepe Blanco y José Antonio Alonso para apoyar a Zapatero, al menos, en la primera parte de la legislatura. Serí­a un acuerdo con de tres a cinco puntos accesibles y poco costosos pero bien definidos basados en la inversión del Estado en Catalunya y la proyección de las empresas catalanas en el Estado y para cuya escenificación elegirí­a un escenario simbólico como el Monasterio de los Capuchinos de Sarrií . El mensaje a trasladar (lo que hay que decir para que salga en la tele) es: a nosotros no nos interesa el Govern, sino Catalunya, donde lo más importante es que se recupere el pulso económico y social. La construcción nacional necesita hechos y palabras (el lema de Montilla fue ‘Fets i no paraules’) porque, cuando se juntan los hechos y las palabras surgen los proyectos. Catalunya lleva años sin proyecto navegando entre aventuras, farsas y miedos. Catalunya necesita un proyecto. (coda interna) Y, para conseguirlo, es necesario un partido que no tenga hipotecas en Madrid, sobre todo hipotecas subprime, como el PSC del señor Montilla.  

El grupo dirigente liderado por Mas logra protagonismo y, quizá, salvarse del seguro relevo porque:

  • recupera un protagonismo para Catalunya que, a dí­a de hoy, se da por perdido en beneficio del Paí­s Vasco.
  • recupera un protagonismo interno ante una sociedad civil catalana convencida de la inevitabilidad del PSC
  • recupera la iniciativa polí­tica porque lo peor que le puede pasar a CiU es que Catalunya caiga en la indiferencia. Del catalí  emprenyat al catalí  tant se m’en fot.  

Hace años, un polí­tico fue preguntado por la cantidad de gente que salí­a a manifestarse contra el gobierno. ¿Está usted preocupado?, dijo el periodista; no, respondió el polí­tico, siempre son más los que se quedan en casa. Semanas después, el partido del polí­tico perdió un proceso electoral pero lo hizo por muy poco, mucho menos de lo esperado después de la profusión de actos en contra de su gestión. Esa derrota dulce provocó que el grupo dirigente de su partido, cada vez más reducido, se confiara despreciando todos los actos en contra de su gestión. El polí­tico era Aznar.

He recordado la frase leyendo medios catalanes tras las elecciones. ¿Dónde está el ‘catalí  emprenyat’ de la multitudinaria manifestación?, se dijo. Cuando alguien va a una concentración o a un acto deportivo o a un concierto o a una aglomeración (desconozco el funcionamiento de las orgí­as) el calor de la multitud provoca la sensación de invencibilidad metoní­mica, aquí­ estamos todos, y un fuerte subidón; también, de imbecilidad e impunidad, por eso pueden darse comportamientos violentos, aunque mucho menos de lo que parece. La sensación de que ‘aquí­ no falta nadie’ provoca olvidarse de toda la gente que ha elegido ir al campo, al cine o quedarse en su casa y, cómo no, sorpresas posteriores, como las de esos medios catalanes. 

Miremos los resultados electorales:

resultados

¿Qué esperaban que hiciera el catalí  emprenyat?, ¿apoyar opciones nacionalistas o soberanistas o, simplemente, no apoyar al PSC? El problema es de polí­tica básica. CiU (el Carod-Rovira Flying Circus es caso aparte) está en un callejón sin salida. No tiene posibilidades de pactos para alcanzar cuotas de gobierno y, como los partidos son instituciones para el acceso al poder de los grupos sociales, éstos buscan otras opciones o desisten (ojo a la abstención). El ‘catalí  emprenyat’, definido por el maestro Juliana, es un modelo a la contra que sirve para una movilización hasta cierto punto y que, hasta cierto punto, puede volverse en contra, como en la movilización contra el PP. Hace falta relato. Ojo, es el problema del PSC: su motor fue el antipujolismo y es el antiPP; fuera de eso, nada. CiU puede elegir entre seguir jugando a la contra buscando captar otros espacios en negativo pero necesita ofrecer un proyecto, un relato, ¿qué hay en la Casa Gran del Catalanisme?. La peor lectura es que Catalunya está cayendo en la indiferencia, en el tant se m’en fot. 

PD: Tal cosa no sucederá porque, cuando un polí­tico español está a punto de pegarse un tiro en un pie, siempre viene otro que le avisa de que la pistola no tiene balas y, para demostrarlo, se dispara en la sien.

Asesinato en Maitines

Miércoles, 26 de Marzo de 2008

Después del inasible éxito de la primera parte de Asesinato en Maitines, la compañera Eva Orúe ha tenido a bien volver a encontar un hueco en Divertinajes para la segunda (que no continuación; el sistema es similar al de Viernes 13 o Loca academia de policí­a).

Ya están disponibles las dos primeras escenas del primer capí­tulo Tránsito intestinal y La mujer que fue lunes.

Del català  emprenyat al català  ressentit

Lunes, 24 de Marzo de 2008

El maestro Juliana publica hoy una pieza pequeña en La Vanguardia que sirve para entender lo que pasará en breve; nada de metafí­sica, polí­tica; dinero, presupuesto, cargos, Boletí­n Oficial del Estado. La amargura que destila el texto es la ser el único que ha visto que el emperador estaba desnudo; el emperador, o la emperatriz, se llama Catalunya. La legislatura pasada fue catalana y la frivolidad echó a peder la oportunidad de volver al subirse a un tren perdido por el propio ensimismamiento y, también, aunque menos, por la segunda legislatura del PP. En estos cuatro años se trató de ventilar la localización de la energí­a, las infraestructuras y el sistema financiero, los mismos temas que ahora están encima de la mesa del Sabin Etxea (en la lista de Juliana echo a faltar Iberdrola), y la prisa, el exceso verbal, la inoportunidad, el amateurismo, la simbologí­a, el ensimismamiento, en definitiva, echaron a perder la oportunidad. Quizá Juliana está describiendo el paso del catalí  emprenyat al catalí  ressentit. Lástima. Habrá que estar atentos.

… Y antes de que cante el gallo, el PNV venderá a los catalanes

El Partido Nacionalista Vasco quiere pactar con el PSOE, porque las alianzas con Madrid les han ido bien a los vascos, al menos desde el final de la tercera guerra carlista. Franco fue la excepción - Franco les humilló después de haber pactado los gudaris su rendición a las tropas italianas en el puerto de Santoña-, y por ello existe ETA. Al PNV incluso le fue bien con Aznar, con el Aznar templado del año 2000, cuando Arzalluz e Ibarretxe le despedí­an en el aeropuerto de Sondika con un cariñoso “vuelve cuando quieras, presidente”.

(more…)

Refutaciones de postí­n para afirmaciones de listí­n I (Impuestos)

Lunes, 24 de Marzo de 2008

Cuando a usted le digan:

Hay que bajar los impuestos; el dinero está mejor en los bolsillos de los ciudanos

No se entretenga hablando del fracaso de las polí­ticas monetaristas en los 80 ni de la falsedad de la curva de Laffer, aquí­ tiene una anécdota de prestigio para ilustrar su argumento: la batalla de Salamina.

Tras la victoria ante los persas de Darí­o en la batalla de Maratón, las ciudades griegas se sumieron en un perí­odo de complacencia, convencidas de que la retirada persa al Asia Menor era definitiva. ¿Todos?, no. El ateniense Temí­stocles, al que hoy considerarí­amos un lobbista de la industria armamentí­stica, no paraba de asegurar que Maratón no era el final del contencioso contra los persas, sino el principio, y que era necesario construir una poderosa flota naval. El gran debate surgió cuando en 483 AC se descubrió un rico yacimiento de plata en Laurión. En la asamblea, se dispusieron dos bandos, los que sostení­an que el botí­n tení­a que repartirse entre los ciudadanos y Temí­stocles, que insistí­a en gastarlo en el complejo militar-industrial de la época. El sabio-lobbista sacó un as de la manga para llevarse el gato al agua: el oráculo de Delfos le habí­a indicado que la plata tení­a que emplearse para erigir un muro de madera que defendiera Atenas, lo que él interpretó como la construcción de 200 naves trirremes. Se pusieron manos a la obra. E hicieron bien porque Jerjes, sucesor de Darí­o, que llevaba preparando la invasión de Grecia desde su llegada al trono, en 486 AC, inició su campaña en 481 AC cruzando el Hespolonto por puentes construidos con barcos. ¿Qué habrí­a pasado si en la asamblea Temí­stocles hubiera sido derrotado por los liberales que defendí­an que la riqueza estaba mejor en los bolsillos de los ciudadanos? (Dí­gase esto último arrastrando las vocales, como Pedro Solbes)

El resto de la historia tiene detalles preciosos y que se pueden sacar en cualquier momento. La historia de Leonidas y sus 300 que retuvieron a los persas en el paso de las Termópilas, otra intervención de Temí­stocles proponiendo el canal de Salamina como lugar de la contienda contra la propuesta espartana de luchar en el istmo Corinto, mar abierto, para tener capacidad de repliegue, la destrucción de Atenas durante la asamblea de ciudades griegas para decidir el combate, otra intervención de Temí­stocles enviando un traidor de trampilla al campamento de Jerjes para engañarlo (detalle usado por Mariano Rajoy en un pasado Debate sobre el estado de la Náción), la presencia entre los persas de Artemisia I de Caria, primera mujer almirante de la historia, el trono que se hizo construir Jerjes para contemplar la segura victoria, otra intervención de Temí­stocles engañando de nuevo a Jerjes y provocando que la batalla se desarrollara en el canal de Salamina en lugar de en Corinto, cuestión que aún debatí­a la asamblea griega y que sólo se saldó con los hechos consumados. La batalla, que duró entre siete y ocho horas, se decidió por la movilidad de la flota griega y el embotellamiento sufrido por las enormes naves persas en el canal. Ay, cuántas veces se repite la historia.

Pero, el detalle más interesante es la propia historia de Temí­stocles. Tras la victoria, recibió todo tipo de honores, incluida la corona de laurel de Esparta. Sin embargo, como buen lobbista armamentí­stico, buscó nuevos enemigos y auguró que Esparta se convertirí­a en un peligro para Atenas y promovió la construcción de fortificaciones. Cuando Esparta presentó una queja, Temí­stocles se incluyó en la embajada negociadora (tradición continuada por Halliburton) y, cuando recibio la noticia de el Muro estaba terminado, se dirigió provocadoramente a los espartanos. Ay, pero no hay agorero que diez años dure y el lobby de los comerciantes, a quienes no interesaba otra guerra, promovió su ostracismo y, después su condena a muerte. Temí­stocles se refugió en el Imperio Persa, donde murió en 470 AC. Según la tradición, se envenenó para no participar en un nuevo intento de invasión de Grecia; no querí­a traicionar su anfitrión ni a sus antiguos compatriotas. En 431 AC, se declaró la Guerra del Peloponeso entre la liga del Peloponeso, digirida por Esparta, y la de Delos, encabezada por Atenas, un conflicto muy interesante para comprobar cómo se puede desestabilizar un sistema polí­tico usando el derecho de autodeterminación (de los territorios del enemigo, claro). Kosovo, Abjasia, Osetia, Tí­bet, Taiwan… Ay.

Lunes, 24 de Marzo de 2008

No busquen una entrada escrita ayer sobre el blog de Arcadi Espada porque ha sido eliminada. El resumen más exacto es: metí­ la pata y me pasé de listo.

Riesgo moral

Domingo, 23 de Marzo de 2008

El sabio Manolo Portela siempre habla de riesgo moral. El concepto (aquí­ se explica muy detalladamente) se resume en la capacidad de emprender actividades de riesgo asumiendo que siempre habrá salvavidas. Por ejemplo, Fernando Martí­n, presidente de Martinsa-Fadesa tiene un montón de suelo en nuestro rico y variopinto paí­s. Mientras duró el boom inmobiliario, su activo posible crecí­a y crecí­a hasta parecer un prí­apo pero, con la parada, el activo se pone morcillón, casi pasivo, y, además, los bancos ponen pegas para financiar nuevas casas porque dudan de que haya compradores y para refinanciar actividades pasadas porque nadie se fia de nadie (hay una mierda y nadie quiere moverse por si la tiene debajo). ¿Qué hace Fernando Martí­n?, ¿asumir el riesgo moral de su inversión? No, claro, pedir ayuda al Gobierno para que abarate la ejecución de nuevos planes urbaní­sticos y facilite la financiación bancaria. Por eso no hay liberales. Nadie asume el riesgo moral.

PD: Los que intentamos abandonar el marxismo keynesiano y adentrarnos en la procelosas aguas del monetarismo liberal leyendo a Rodrí­guez-Brown, Swartz o Sala-Marí­n, no entendemos cómo NADIE protesta por la escandalosa intervención en la economí­a de los Bancos Centrales. Si tiene que quebrar algún banco, que quiebre; también cerró Altos Hornos. De nuevo, el riesgo moral.  

PD2: Lea el siguiente texto publicado en Cinco Dí­as:

Seguridad y tranquilidad se han convertido paradójicamente en los dos conceptos que mejor definen la situación en el mercado europeo de bonos basura, que es como se denomina a aquellos tí­tulos de renta fija que tienen un alto riesgo de incurrir en impago. Ningún emisor europeo de estos bonos, también conocidos como high yield, se ha declarado en suspensión de pagos durante los últimos 12 meses, según un informe publicado ayer por Moody’s.

Es la primera vez que esto sucede desde 1998. Además, un 45% de los emisores europeos englobados en esta categorí­a está en revisión para una mejora de su calidad crediticia. El promedio de los últimos seis años habí­a sido del 27%. Pero este fenómeno no es exclusivo de Europa, ya que el ratio global de suspensión de pagos cayó en febrero al 1,6%, desde el 1,8% de enero. ‘Es uno de los ratios más bajos en la era moderna de la financiación apalancada’, reconoció el responsable del informe, David Hamilton, en unas declaraciones recogidas por la agencia Bloomberg.

Es del tres de octubre de 2006. Un año después, chas. Búsque en la red la historia de los bonos basura y su inventor, Michael Milken.

Viaje

Martes, 18 de Marzo de 2008

Felices dí­as. Búsquenme aquí­.

IU ¿Qué hacer?

Lunes, 17 de Marzo de 2008

El mundo se divide en esquizofrénicos y paranoicos; entre gente que oye voces y gente que se siente perseguida; entre gente que cree que tiene la culpa de todo y gente que siempre echa la culpa de todo a los demás. Habitualmente, los problemas son culpa de uno, del entorno y del azar, en una combinación débil y confusa de la que es complicado aprender grandes cosas. Sin embargo, en IU se ha (hemos) optado por combinar esquizofrenia y paranoia en grandes cantidades haciendo un descomunal calimotxo de culpabilidad y conspiración.

Tras cada derrota, hace falta un cabeza de turco, o varios, sobre los que cargar una responsabilidad que es de todos porque, en 22 años (servidor, 11 de votante y cinco de afiliado), no hemos conseguido conformar una personalidad propia, un relato. ¿Qué queremos ser?, ¿un partido polí­tico que participe en la confección de las leyes o un refugio moral que proporcione referentes a los actores polí­ticos?, ¿una organización definida con una dirección fuerte y un discurso ideológico claro o una organización lí­quida que permita la suma de movimientos colaterales y una mayor adaptación territorial? Todo no puede ser. En estos 22 años hemos ido dando bandazos buscando un hueco por el que colarnos. De la teorí­a de las dos orillas y el sorpasso al PSOE, con el que no se podí­a pactar nada, nos fuimos al acuerdo preelectoral de 2000; del unionismo que significó perder a ICV o federaciones como la gallega hemos pasado a albergar todo tipo de particularismo estableciendo acuerdos preelectorales con formaciones diminutas para que nos den un apellido local; de no poder llegar a acuerdos con el PSOE por la obsesión por el programa, cediendo incluso poder al PP, nuestro mayor error, hemos derivado a establecer acuerdos de gobierno con la democracia cristiana vasca (entendibles en 2000 por la ofensiva del PP pero no hoy) o, incluso, con formaciones que apoyan el terrorismo. No creo que casi un millón de votos sea un mal resultado. Tenemos un millón de personas que nos lo han aguantado casi todo. ¿Qué más les podemos pedir?

La conspiración tiene dos vertientes: el voto útil y el sistema electoral. La segunda parte no tiene más recorrido porque lleva siendo el mismo desde 1977. Es injusto y, sin tocar la constitución que exige proporcionalidad y circunscripción provincial, podrí­a haber otros que incorporen un colegio nacional de restos pero son las reglas que ha habido en los últimos 31 años. Si ahora son una soga es porque nosotros nos la hemos puesto en el cuello. En su momento, cuando contábamos con 17 o 21 diputados, no dimos la batalla del sistema electoral; hacerlo ahora es evitar el problema. Tampoco puede echarse la culpa al voto útil. Hemos perdido los dos escaños en circunscripciones, Madrid y Valencia, en las que también ha bajado el PSOE. Y la única subida se registra en Baleares, donde también lo hace el PSOE. El voto útil es un factor pero sólo es uno más en una lista que nos debe llevar a una autocrí­tica razonable que termine en una definición clara de qué tipo de organización queremos para defender qué polí­ticas.

El dí­a de las elecciones, el coordinador indicó que estaba convencido de la existencia de un espacio a la izquierda del PSOE, un espacio para el pacifismo, el ecologismo y el feminismo. De una cosa no viene la otra y los tres ismos propuestos son tan lí­quidos que, en una situación de polarización, se van de las manos como la arena. Pero podrí­a ser una apuesta. El coordinador dice ”un espacio a la izquierda del PSOE”. ¿Cómo podemos competir en pacifismo con el partido que sacó las tropas de Irak?, ¿cómo podemos competir en derechos sociales con el partido del matrimonio gay?, ¿cómo podemos competir en feminismo con el partido de la Ley de Igualdad?, ¿cómo podemos competir en ecologismo con el partido de Narbona, atacada dí­as antes de las elecciones por los cazadores y jurado de los concursos de El Refugio? Claro que se puede pero requiere no sólo decir que se apuesta por esos ismos, sino lanzar mensajes concretos y no dar bandazos. No podemos decir que apostamos por el ecologismo y mantener una polí­tica dubitativa sobre, por ejemplo, los toros, donde se cruzan mensajes de prohibición y de defensa. Es muy posible que incorporar al programa la abolición nos cueste mucho poder territorial de un golpe o que borrarnos del debate nos cueste el exí­guo apoyo verde con el que contamos pero seguir en un terreno de nadie nos irá costando pequeñas sangrí­as. Quizá bastarí­a con hacer de nuestras ciudades un ejemplo de la gestión de los Centros de Acogida (como Rivas) pero algo hay que hacer, no basta con decirlo. También sucede lo mismo en cuestiones más delicadas sobre las que no hemos sabido articular un mensaje claro y hemos perdido la batalla (como el resto de la izquierda) del marco mental: la seguridad o la inmigración. Si no damos argumentos y sólo aportamos lugares comunes, el miedo seguirá avanzando.

Antonio Romero, del PCA, posible futura dirección, señaló que tení­amos que apostar por ser una fuerza anticapitalista, republicana y federal. El primer concepto es absurdo. Ser anticapitalista, como ser antiglobalización, es como ser geocentrista. El capitalismo y su derivada, la globalización, son realidades que ni podemos destruir ni podemos jugar a que no existen. No podemos dirigirnos, más allá de la retórica, a campesinos y obreros, como sostienen los compañeros del PCA. Desde hace algunas décadas, ya no estamos en una sociedad de producción, sino de consumo, por lo que el concepto de clase ya no existe; no porque no haya una división económica de las sociedad, sino porque los miembros de esa sociedad no tienen conciencia de pertenecer a un grupo concreto. La clase baja (trabajadora-consumidora) es capaz de disponer, mediante los sistemas de créditos y bajo coste, de un nivel de consumo (electrónico, automóvil, ocio) similar al de la clase media (trabajadora-consumidora) o alta (trabajadora-consumidora). Hay compañeros que repiten mapas geográficos y sectoriales para definir los posibles electores y, por ejemplo, suponen que los trabajadores del sector de los oficios de la construcción son un nicho cuando el el boom del ladrillo ha elevado los ingresos del sector proporcionando a esos trabajadores un nivel de consumo elevado, también en los servicios (educación, seguridad o sanidad), donde siempre apuestan por el sector privado.  

¿Hay esperanza? Claro pero no podemos seguir jugando a que la realidad no existe o que la gente no es lo que es, ni seguir dando bandazos para tratar de, algun dí­a, componer la canción del verano que nos dé un éxito fulminante.

Ya no estamos en una sociedad de producción donde las clases estaban definidas según su situación en la cadena. Hemos evolucionado, desde el fin de los bloques, a una sociedad de consumo profundamente individualista porque el ciclo nace con una idea que tiene una persona y muere con la compra que realiza otra persona. En medio, sólo hay más personas. Podemos seguir pensando que hay gigantescas corporaciones impersonales con un poder omní­modo (bastarí­a decir P2P) pero precisamente son éstas las que están profundizando en la individualización de sus trabajadores. Es una sociedad en la que ya no hay cosmogoní­as, ni ideologí­as, ni religiones que proporcionen una explicación global a un grupo numeroso. Cada persona toma lo que quiere de cada sitio en cada momento. Ya no existe un ciclo de la vida, sino un Proyecto Individual Inmediato que pasa, ay, por el consumo o la globalización, nuestros grandes enemigos. Los problemas del PII despiertan frustraciones y requieren soluciones individuales e inmediatas. El PP ha lanzado un mensaje de miedo a toda la gente que cree que la desaceleración económica (y la inmigración) iba a cuestionar su PII y el PSOE ha optado por lanzar un mensaje de tranquilidad acompañado por cheques que reactivan el PII, comprar un piso, hacer un viaje, ir a un concierto o apuntarse a un curso de reiki. ¿Y nosotros? Lugares comunes. No a la precariedad, sí­ a la vivienda pública. ¿Qué quiere decir exactamente?  

Los trabajadores ya no son una clase social homogénea destinada a culminar el proceso histórico, sino un grupo heterogéneo que busca cosas concretas e inmediatas. No se trata de abandonar el marxismo; justo lo contrario. Recuperarlo y usar las herramientas del materialismo histórico para analizar el mundo que nos rodea. Creo que el futuro de la izquierda pasa por tres polí­ticas: servicios públicos, infraestructuras de calidad y cohesión social. Pero lo anterior tiene que concretarse, y más en una campaña, en propuestas concretas. Cifras, creaciones, anuncios. Soy consciente de que dentro de la organización hay un gran rechazo a entrar en el circo electoral; creo que el circo es inevitable y lo más importante es no acabar haciendo el payaso. No sé cuál es la solución. IU ha (hemos) hecho la mejor campaña que recuerdo. Por primera vez, el lema elegido no pedí­a perdón por existir (ahí­ está, es necesario, es posible) y sustituí­a la grave seriedad por el humor, aunque con el problema de no hacer propuestas concretas. No sé cuál es la solución. Si esto se va a dividir entre dos trasuntos de republicanos y demócratas, podrí­amos ocupar el lugar que en EEUU tiene Ralph Nader como defensor de los consumidores. No sé cuál es la solución. Si intensificar el verde y violeta o recuperar el rojo.

Lo que tengo claro es que, como nos sigamos matando (polí­ticamente, claro), vamos a acabar todos muertos. Los esquizofrénicos suicidarán y los paranoicos matarán a los que no quieran seguirlos. Feliz torrija a todos. 

Leninismo

Lunes, 17 de Marzo de 2008

En los partidos leninistas, como el PSOE o el PP, siempre hay tres grupos de personas: el dirigente, el militante y un intermedio, que es el que decide la vida polí­tica de los partidos. En el grupo medio están los que han mandado, los que mandarán y los que, aunque nunca vayan a dar la cara, han dedicado el suficiente esfuerzo y tiempo a la polí­tica para conocer a mucha gente. La polí­tica es un juego popular vasco, no un deporte olí­mpico. La insistencia se valora más que la inteligencia.

La sustitución del grupo dirigente siempre es traumática porque se pierden teléfonos, cuentas abiertas en tiendas y mesas disponibles en restaurantes. La inevitabilidad de la ascensión de un grupo del medio al dirigente suele chocar con la intranquilidad en el resto. ¿Me seguirán cogiendo el teléfono?, se preguntan los miembros del grupo intermedio; ¿qué pasará con mi primo, el que es subsecretario?, ¿y con el crédito de la caja? Hay que tranquilizar a mucha gente mucho tiempo indicando que renovación no significa cambio.    

Esperanza, como Bono, pensó que ser inevitable era suficiente y el resto tuvo miedo; una situación que siempre beneficia al que pasaba por allí­. En el Congreso del PSOE, el miedo llegó desde Catalunya y Maragall aglutinó toda la gente que querí­a ‘algo que no fuera Bono’. El lunes tras la derrota, el miedo llegó de Valencia y se extendió enseguida por Andalucí­a, Galicia y otros territorios más allá de la M-50. “Ahora se van los socialdemócratas del PP y llegan los mí­os, los liberales”, dijo Sánchez Dragó. Tomá. Mejor nos quedamos como estábamos.

PD: En la segunda parte de Asesinato en Maitines II, encontramos este diálogo entre Mar Mendiburu, presidenta de la Comunidad de Madrid, y su marido Alfredo Sáinz de Hinojosa. Comienza este último.  

-Te lo repito otra vez: finezza, finezza. Vas demasiado deprisa y, en los sistemas complejos, siempre se tiende al equilibrio. Si un polo adquiere demasiada fuerza, el resto se unen para compensar.
 -A mí­ no me va a pasar lo de Bono.
 -Claro, porque no llegaréis a un Congreso con cuatro candidaturas pero llevas cuatro años tejiendo las alianzas que hoy tienen que salir del armario. ¿Y si todo el mundo tiene miedo de ti?, ¿de que acumules mucho poder?
 -Eso pasaba en los partidos comunistas.
 -Y en el modelo que eligió Lenin, la Iglesia de Roma. De hecho, no aceptarí­a invitaciones a comer. Hoy, sólo precongelados.

Activista

Viernes, 14 de Marzo de 2008

Hoy podemos leer en El Paí­s:

Un ex concejal del PP gastó 50.000 euros de dinero público en prostí­bulos masculinos

 Y bastante más abajo 

De Santos es un católico activista de los movimientos conservadores, con amplia familia numerosa. En la pasada visita del Papa a España, en julio de 2006, se retrató con el obispo de Mallorca, Jesús Murgui, vestido de peregrino, con mochila.

Ay.  

Yo iba de peregrino y me cogiste de la mano,
Me preguntaste el nombre, me subiste a caballo,
Fuimos contando las flores que salen nuevas en mayo,
Y me di cuenta enseguida que estabas enamorado.

Cántame me dijiste cántame, cántame por el camino y
agarrado a tu cintura te canté a la sombra de los pinos

PD: Nota para un chiste de los Morancos: o sea, que era activista de dí­a y pasivista de noche.