Archivo de la categoría "Prólogos de libros que no escribiré"

Transiciones

Domingo, 9 de Noviembre de 2014

A mediados de los años 70, comenzaron tres transiciones en la Europa mediterránea. Estas fueron sus imágenes fundacionales:

carrero

Las tres imágenes dan para un ensayo que necesita a alguien más culto y, sobre todo, con más constancia que yo. Aquí tenemos más fotos.

via

V

centro

A los liberales de todos los partidos

Martes, 25 de Octubre de 2011

Leo hoy en Cinco Días:

Europa refinancia más de un billón de euros en vencimientos a lo largo de este año

Las economías avanzadas se han lanzado a emitir deuda pública para sufragar sus crecientes números rojos como nunca antes lo habían hecho. Solo en la UE, este año vencen emisiones de deuda por 1,1 billones de euros que los Estados deberán refinanciar. Los últimos datos de Eurostat indican que, al final del segundo trimestre, el endeudamiento de los Estados miembros superó por primera vez en su historia los 10 billones. Y subiendo.

Leo hoy en Expansión:

Europa negocia con Rusia y China elevar el fondo de rescate a 2 billones

Merkel sugiere que el mecanismo de Estabilidad superará el billón de euros, a lo que habría que sumar créditos preventivos de países terceros y del FMI, elevando así el potencial hasta dos billones.

Y me acuerdo (además de mi apocalíptica profecia de la guerra de Occidente con China) del artículo que me envió Irene Suárez, argentina que vive en Italia: Europeos, bienvenidos al subdesarrollo.

Próximamente, en los kioskos del Planeta Imaginario:

miseria

Dedicado a los liberales de todos los partidos (sobre todo, el Partido Comunista Chino).

PD: Las informaciones de arriba tienen que leerse con esta otra de El País del domingo:

La UE recorta el valor de la deuda, pero admite al 100% los activos tóxicos

Se prima a las entidades internacionales que crearon la ‘banca en la sombra’

[…] La Comisión Europea permitió a los bancos, es decir, a las entidades alemanas y francesas que son las que hacen banca de inversión, que trasladaran esos activos malos a las carteras de vencimiento del balance. No tuvieron que provisionar nada por las posibles pérdidas y allí quedaron, ocultos a la luz pública. Y allí siguen. Solo los supervisores de cada país conocen la cifra exacta de estos activos, conocidos como legacy assets, aquellos obsoletos por su pérdida de valor.

[…]

El mercado apunta al HipoVereinsbank y al Commerzbank como dos grandes tenedores de activos malos. Pese a su enorme inyección de capital público, su valoración en mercado está por debajo de lo inyectado por el Gobierno. La sospecha es que aún falta más saneamiento.

Ah, y por si no queda claro de dónde saldrá este dinero, lean:

Los empresarios piden copago en sanidad y educación 

Y subir el IVA, claro.

La red de nubes / La nube de redes

Jueves, 26 de Mayo de 2011

Y ocurrió que éso se descargó en medio de la calle, en medio de la realidad, en medio del sistema (operativo, claro) e instaló su red de nubes, su nube de redes. No estaba claro lo que era éso: si era un virus, un troyano, un juego, un programa o un sistema operativo; si era el pasado o el futuro. No cabía en ninguno de los cajones en los que los restos de la sociedad sólida coloca la realidad tras trocearla. Había causas pero no había porqués. No había organizaciones, objetivos, mensajes o líderes. Tampoco se ajustaba a ninguna de las olas que usaba la sociedad líquida para amalgamarse y mojar los pies de la sociedad sólida. No había licuefacción. No había iconos, eslogans, imágenes o canciones, algo para poner en una camiseta. Sólo una red de nubes, una nube de redes.

Nadie entendió que lo importante no era lo que significara o lo que proyectara, sino que había sucedido y había sucedido así. La red rodea a los intermediarios y establece conexiones directas; la red sitúa a todos los elementos en el mismo plano y los hace necesarios pero no imprescindibles. La nube es el territorio; las cosas ya no necesitan estar presentes para existir. La agenticidad no sirve; no hay un mensaje, una institución o un líder que hundir. La taxonomía, tampoco porque puede atraparse el agua y el polvo pero el aire siempre se escapa. Ni siquiera la coacción.

Tras dos semanas, éso volvió a subirse a su ftp y borró las cookies de la calle.

Próximamente, en una dimensión paralela:

red

Capital y mercado

Jueves, 7 de Abril de 2011

No fue ninguna mentira. La crisis de 2008 refundó el sistema económico. Hasta el momento, el capitalismo se basaba aún en la economía de mercado (propiedad privada o la libertad de iniciativa, empresa y comercio). Los mejores triunfaban y se hacían ricos (aumentaban su propiedad en bienes o inversiones); el resto, al carajo. A partir del 2008 se fundó un nuevo sistema basado en la eliminación del mercado. De la misma manera que la sociedad de consumo, basada en la psicología del acto de la compra, sustituyó a la sociedad de producción, basada en el producto, la economía del capital, basada en la transacción de cifras, sustituyó a la economía de mercado, basada en la inversión, producción y comercialización de bienes y servicios. El nuevo sistema elimina el mercado porque la competencia no es útil para su objetivo: el aumento de las transacciones. El mercado, al ser real, divide entre ganadores y perdedores y reajusta periódicamente los actores y las cifras. El nuevo sistema antimercado busca huir de estos reajustes obviando la competencia a través de la presión política que le permite salvar las malas gestiones con flujos de capitales públicos que no discriminan entre ganadores y perdedores y, sobre todo, crear sistemas económicos cerrados donde se garantice la rentabilidad sin inversión.

Próximamente, pero en una galaxia lejana:

capital