Archivo de la categoría "Primera plana"

El Mundo crea escuela

Jueves, 26 de Febrero de 2009

Hace semanas, El Mundo abrí­a con la noticia de la cacerí­a de Barmejo-Garzón. Para darle más verosimilitud, juntaba dos fotos de ambos cazando. Hoy, Público sigue esa escuela y, para ilustar la noticia:

El ‘número dos’ del Poder Judicial fue a ver a Camps el dí­a que atacó a Garzón

Tira de una foto de archivo.

camps

Punset nos podrí­a explicar cómo una imagen, aunque sea de archivo, sostiene al texto y ya nos vale como prueba. Es una de las bases de la propaganda.

PD: Yo creo que es la noticia más grave de las últimas semanas. Pero creo que solo lo creo yo.

Periodismo I (descrédito)

Jueves, 5 de Febrero de 2009

La Asociación de la Prensa de Madrid pensó que esto era normal:

suárez

Y esto:

apm

y esto, también:

Laura Vega no pudo impedir que un medio de comunicación se «colara» en su habitación en la Unidad de Daños Cerebrales de una clí­nica de Madrid para tomar fotografí­as de su estado fí­sico. No lo pudo impedir porque está en estado vegetativo, en coma, desde el 11-M. Laura no pudo, por tanto, pedir a los representantes de «El Mundo» que abandonaran su habitación, que respetaran su intimidad y su voluntad de no querer salir en ningún papel. Desde aquella fecha, Laura depende de dos enfermeras y de su familia las veinticuatro horas del dí­a.

Ayer, en el Tribunal, su hermano denunció los hechos. El pasado 11 de marzo, con motivo del tercer aniversario de la matanza, «El Mundo» sacó, sin su consentimiento y en un amplio reportaje, dos fotos de Laura «en su situación actual» y «aportaba datos y valoraciones sobre ella y mi familia que no se correspondí­an con la realidad», según el testimonio de su hermano. El dí­a del reportaje dos periodistas se habí­an colado en el hospital asegurando al director del centro que querí­an hacer un trabajo sobre las Unidades de Daños Cerebrales de España. Cuando la información, que evidentemente no respondí­a a lo que «El Mundo» habí­a dicho, se publicó, el hermano de Laura se puso en contacto con la periodista que la firmaba y la explicación que ésta le dio, según el entorno del joven, es que Laura «era un personaje público». (Publicado en ABC).

Pero que un humorista haga humor

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=m3aXO2pNH14[/youtube]

es una cosa muy grave para la Asociación de la Prensa de Madrid. El problema para la Asoación de la Prensa son los humoristas. Entre bueyes no hay cornadas; ni, entre cabestros, enculadas, añadí­a el castizo.

El presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, dice algo insólito en su comunicado:

Wyoming será un ’show-man’ pero la gente percibe que toda la televisión está hecha por periodistas

¿Escenas de matrimonio?, ¿Muchachada nuí­?, ¿El dí­a del Señor?, ¿qué televisión ve Urbaneja?

Wyoming también dice algo insólito:

No soy periodista en ningún caso. Periodista es un oficio, es una profesión.

No, mentira, profesión es una categorí­a sociológica que define una ocupación en la que hay unos estudios reglados, una puerta de entrada, un cuerpo de buenas prácticas y una institución capaz de decretar la expulsión en el caso de que éstas se incumplan. Abogado, ingeniero o médico son profesiones. Un oficio es otra categorí­a sociológica que define una ocupación en la que, aunque no haya unos estudios reglados, también hay un código de buenas prácticas que puede ser denunciado ante instituciones internas o externas. Electricista, cerrajero o teleoperador son oficios. Es decir, los familiares de Laura Vega, en coma cerebral por el atentado del 11-M, pueden denunciar al médico o a las enfermeras que atienden a su familiar ante los respectivos colegios y, si un tipo les arregla mal la lavadora o el director de su sucursal les carga una comisión de más, pueden ir a Consumidores. Sin embargo, no hay ningún sitio donde denunciar al periodista de El Mundo que se cuela en la habitación de su familar para hacer fotos.

El periodismo se desprestigia solo y se suicida solo. Si no se trata de explicar las cosas, sino de derribar al gobierno o apoyarlo, difundir ví­deos o informes filtrados o colarse en las habitaciones de los enfermos, es algo que puede hacer cualquiera. Y cualquiera lo está haciendo.

PD: Escribe hoy Enric González:

Los gobiernos, las instituciones, los medios de comunicación convencionales, sufren una tremenda hemorragia de credibilidad. No hablamos solamente del poder polí­tico y de la prensa, o las grandes empresas industriales y financieras: hablamos también de algo tan básico como la escuela. Incluso el prestigio del conocimiento como instrumento de progreso muestra signos de deterioro. Cosas como la falsa bronca a una becaria de La Sexta y su desafortunada utilización en Intereconomí­a son una simple anécdota, significativa, pero anécdota, en un contexto inquietante: conceptos como verdad y mentira se relativizan.

Mientras la comunicación pública y los canales formativos e informativos tradicionales, que han funcionado como pilares de la sociedad moderna, pierden prestigio y, por tanto, utilidad, surge una nueva fe en la comunicación privada. Ahí­ está el éxito de Facebook y similares. O el nuevo servicio de Google que informa al usuario, al momento y de forma bastante precisa, sobre la localización de sus amigos. En cierta forma, estamos llevando lo privado hacia el terreno que solí­a ocupar lo público, y lo público tiende a desplazarse hacia la irrelevancia. Empieza a concretarse algo parecido a un tribalismo posmoderno.

Lo privado hacia el terreno que solí­a ocupar lo público. ¿Queda alguien que no haya salido en la tele?

Van dos y se cae el del medio

Miércoles, 21 de Enero de 2009

El primer titular es de El Paí­s; el segundo, de El Mundo y el que no toma partido ni por los inmigrantes ni por los inspectores del gas y busca el nexo entre los dos protagonistas, de ABC. Se pueden decir muchas cosas sobre la mentalidad progre, la mentalidad antiprogre o el trabajo del periodista pero a mí­ sólo se me ocurre el chiste que suele contar mi hjo: van dos y se cae el del medio. El del medio era el periodista.

Image and video hosting by TinyPic

Dos fotos

Miércoles, 17 de Diciembre de 2008

Hace años, el semanal de La Vanguardia publicó esta foto dentro de un reportaje sobre la llegada de pateras en la cosa andaluza.

Bauluz

La foto, de Javier Bauluz, provocó un airado comentario de Arcadi Espada. Señalaba que el enfoque excluí­a los servicios de emergencia que habí­a en la playa y que el uso de teleobjetivo provocaba el efecto óptico de acerca el cadáver a los bañistas e, inconscientemente, el efecto moral de acercar la compasión y la culpa. Decí­a todo lo anterior sin demostrarlo, intuyéndolo. El Col·legi de Periodistes de Catalunya falló a favor de Bauluz y Espada reaccionó como reacciona un buen español, todo el mundo está equivocado menos yo.

Hace dí­as, El Mundo publicó en portada la siguiente foto de Mitxi.

azpeitia

Son los compañeros de partida de Ignacio Uria, asesinado por Eta. La foto aparecí­a en la parte de abajo de la portada, justo debajo de una del cadáver sobre el asfalto y con el titular: La partida sigue. El pie nos informaba de que, a pesar del asesinato, los compañeros de partida habí­an decidido seguir con su costumbre tras buscar un sustituto. Sin encuadre ni objetivo, con un montaje pedrestre y coprófago, la portada nos decí­a que estos señores habí­an dejado a su amigo muerto en el asfalto y se habí­an puesto a jugar a las cartas a la hora de todos los dí­as. 

Bauluz tuvo la educación de aprovechar la sombra para oscurecernos los rostros. Mitxi, no. 

Todo, claro, era mentira. Espada, claro, no ha dicho nada.

Nos lo explica Punset. El cerebro no acepta las informaciones que cuestionen nuestros marcos mentales; bien las descarta, bien las convierte en otra, por ejemplo, una conspiración. El reverso es que el cerebro acepta sin cuestionar las informaciones que se adaptan a nuestros marcos mentales.


Nota 1: Espada dijo sobre la foto de Bauluz: “El autor de la fotografí­a y sus primeros editores dijeron que revelaba un hecho: la indiferencia de Occidente [léase Paí­s Vasco] ante el drama de la emigración magrebí­ [léase terrorismo]. Es, exactamente, en lo primero que debemos fijarnos, pues la foto no existe al margen de este dispositivo simbólico. El hecho que pretende reflejar no existió nunca. Nunca hubo esa relación de indiferencia, en una playa de la costa de Cádiz [léase en un bar de Azpeitia], entre los dos bañistas [léase los jugadores de cartas] y el cadáver. Nunca hubo ese silencio ni esa soledad”. 


Nota 2: Pedro me pregunta por la frase: “[Espada] Decí­a todo lo anterior sin demostrarlo, intuyéndolo” y me remite a la foto publicada en el libro Diarios donde se ve un dispositivo de emergencia en esa playa que quedarí­a fuera del encuadre. En esta página hay abundante documentación sobre el tema. Es bastante parcial a favor del fotógrafo, que firma un texto ñoño y lacrimógeno, pero podemos encontrar la explicación a la foto que muestra Espada. Es posterior. El defensor del lector de La Vanguardia contesta a un lector sobre el particular diciendo que fotos con el dispositivo de seguridad se publicaron en el mismo reportaje: ”en las páginas siguientes se publican fotos de las pertenencias de la ví­ctima, de agentes de la Guardia Civil introduciendo el cuerpo en un ataúd y posteriormente trasladándolo por la playa con una pareja al fondo jugando a palas en la orilla. El reportaje sigue con fotos de guardias civiles y vecinos ayudando a inmigrantes ateridos que acaban de llegar en otras pateras”.

Periodismo Koala

Viernes, 5 de Diciembre de 2008

Esta es una página del diario ABC del pasado martes 2 de diciembre. La noticia de apertura trata sobre un gasto corriente de una administración recogido en los presupuestos; la columna informa del inicio de un juicio a doce cargos y ex cargos públicos por corrupción. Una cosa es malgastar y otra, malversar; lo primero no es un delito; lo segundo, sí­. ¿Por esa distribución? Porque la columna pertenece a una administración gobernada por el partido al que apoya ABC y la apertura, al partido contrario.

belloch

También hemos visto indignación ante esta imagen:

pique

por parte de la misma prensa que consideró normal esto:

bono

De nuevo, no se valora el hecho en sí­, sino a qué facción pertenecen los protagonistas. Se trata de periodismo koala:

Recuerden, sobre todo, que no hablamos de principios y ética, o moral: si se tiene de eso, resulta casi imposible convertirse en koala. No, aquí­ nos referimos a esos prejuicios sectarios que nos llevan a votar a un partido, o a comprar un periódico, o a ver una cadena de televisión, con un único fin: que refuercen nuestros prejuicios; es decir, que nos mantengan firmes en el punto de partida y no intenten inocularnos la funesta maní­a de pensar.

Cuando, para nosotros, los buenos sean siempre los mismos y lo hagan siempre bien, y los malos sean siempre los mismos y lo hagan siempre mal; cuando nos moleste la duda; cuando seamos incapaces de percibir nuestra propia ignorancia; cuando nuestro mecanismo mental se limite a conjugar el “yo”, el “nosotros” y el “ellos”, lo habremos conseguido. Basta ponerse a ello. Vocación no nos falta.

Después se preguntarán por qué no los leen fuera de Madrid, por qué la gente se informa en internet y por qué no hacen más que perder dinero.

Meta-acuso

Lunes, 1 de Diciembre de 2008

Hemos visto muchos ego-ovni, que es cuando alguien habla de sí­ mismo en tercera persona. Por ejemplo, cuando Sánchez Dragó dice que todo está lleno de horteras o cuando la dirección saliente de ERC acusó de inmadurez a los que buscaban su puesto. En cambio, hemos visto pocos meta-acuso, que es cuando alguien acusa a otro usando metáforas porque le da apuro o miedo u cualquier otra cosa.

Hoy encontramos un meta-acuso en el blog (o ví­deo-blog, ya) de Arcadi Espada.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=fbXGQl38tzA[/youtube]

Transcribo: Gracioso de veras este Jesuli. Dice el periódico que dice: “mis compañeros se vendieron”, se vendieron, y él cobró seis mil euros. Me parece bien que el periódico proteja a sus arrepentidos pero no al punto de negar el delito que les conduce a arrepentirse.  

No al punto de negar el delito que les conduce a arrepentirse, dijo.

Más gracioso que Jesuli era José Emilio.

trashorras

El fútbol, ya lo dijeron, es una metáfora de todo.

PD: Cuando se publicó esta entrevista, AE no habí­a abierto kiosko en El Mundo pero es que no ecuentro ninguna de las entrevistas a confidentes, arrepentidos, condenados o familiares de los tres grupos anteriores que se han publicado con AE instalado en las entrañas de Ramí­rez. Y, además, tengo debilidad por esta portada. Es un hito del periodismo español. Deberí­an hacerse camisetas con ella.

Agujero negro

Miércoles, 10 de Septiembre de 2008

Leemos esta historia ufológica:

La vida de este sirio nacionalizado español, casado con una zamorana y padre de tres hijos, se quebró el martes 13 de noviembre de 2001. Dos policí­as le detuvieron y condujeron esposado hasta los calabozos del cuartel madrileño de Canillas donde estuvo incomunicado durante cinco dí­as en aplicación de la ley antiterrorista. Todaví­a sueña con aquellas interminables horas en las que le filmaron en ví­deo, tomaron sus huellas y desprendieron del cinturón, el reloj y los cordones de sus zapatos para que no se suicidara. Era sospechoso porque dos miembros de Al Qaeda a los que no conocí­a compraron su local de decomisos en Lavapiés (Madrid).

Primer error, la policí­a se equivocó. Mardini era inocente y el juez Baltasar Garzón decretó su puesta en libertad, pero su fotografí­a apareció en varias televisiones de cobertura nacional como uno de los ocho miembros de Al Qaeda que habí­an ingresado en prisión. Desdc el sofá de su casa, un adosado en San Martin de la Vega (Madrid), observó extrañado el segundo error. “¿Se imagina usted la sensación de ver tu fotografí­a en la televisión con una voz en off que habla de los terroristas que han ingresado en prisión? Y yo estaba libre”, recuerda Mardini.

La inmediata consecuencia de aquel dislate fue la pérdida de su puesto de repartidor de Coca Cola. Luego, la mirada desconfiada y a veces inquisitiva de algunos de sus vecinos de San Martí­n de la Vega. “Fue muy duro. Caí­ en una larga depresión de la que todaví­a no me he recuperado”, apostilla.

Cadena de errores

Cuatro años después cuando parecí­a que la pesadilla se habí­a terminado se produjo el tercer error. El 10 de marzo de 2005, un dí­a antes del primer aniversario del 11-M, el teléfono de Mardini sonó compulsivamente. Sus amigos le avisaron que su rostro habí­a vuelto a salir en televisión. í‰l mismo lo habí­a comprobado también. Telemadrid emití­a el documental titulado 11-M, historia de un atentado, producido por El Mundo TV, productora del diario del mismo nombre, y ahí­, tras la imágenes de los suicidas de Leganés, apareció Mardini identificado como dueño de la casa de Morata de Tajuña donde los terroristas montaron las bombas que asesinaron a 191 personas en los trenes de Atocha. Su fotografí­a permaneció en pantalla un minuto y un periodista de El Mundo le presentó como el propietario de la vivienda de los asesinos.

A la misma hora del mismo dí­a la imagen de Mardini apareció en las cadenas de televisión Canal 9 de Valencia, Canal 4 de Baleares y TV de Galicia a las que la productora habí­a vendido su reportaje. Cerca de 600.000 personas vieron el documental. Después el diario El Mundo lo vendió en formato DVD en los quioscos de toda España y luego en Internet.

El cuarto error no tardó en llegar. El 11 de marzo, 24 horas después, la fotografí­a del “terrorista” Mardini reapareció en las pantallas. En esta ocasión en el Debate de Telemadrid que se celebró después de la emisión de la segunda parte del reportaje sobre la matanza en el que la productora acababa de rectificar su error del dí­a anterior mediante una nota que apareció en pantalla. Una nueva depresión apartó a Ahmad del trabajo durante meses, pero el sirio español tuvo fuerzas para demandar a la televisión pública y a la productora por intromisión al derecho al honor y a la imagen.

PD: Ahmad Mardini, ¿el mardini?; ¿cómo ha podido El Mundo confundir al lateral milanista?

Más basura

Jueves, 14 de Agosto de 2008

Una de las leyendas urbanas más extendidas es la que atribuye a una persona o empresa de éxito prácticas o filiaciones no aceptadas o ilegales. Por ejemplo, Procter & Gamble era satánica, algo que estaba claro al ver su logo, y Tommy Hilfiger, racista. ¿De cuántos tipos guapos y triunfadores ha oí­do vd. que son homosexuales?, ¿Guardiola, Guti, Alejandro Sanz?, ¿el rico de su pueblo era el único que no era contrabandista, que no tení­a amantes (herero/homo) en la capital, que no raptaba jóvenes para tener un haren o que no era estéril y sus hijos eran de labradores que luego asesinaba o que no tení­a una enfermedad incurable que necesitaba sangre de animales o niños? Aunque, en ocasiones, como en P&G, la cosa es difundida por competidores, habitualmente el fenómeno se basa en cosas muy humanas: la envidia o el miedo a los nuevo (un triunfador es alguien que cambia el paisaje).

El periodismo basura también se nutre de leyendas urbanas. Esta semana hemos tenido una que situaba a De Juana en el hotel de Arguiñano y que incluso llegó a su web.

Pero también hay periodismo basura puro y duro. Hoy mismo leemos esto:

juana

La verdad da exactamente igual; no hay nada que hacer ante los agujeros negros.

Los liberales no saben buscar en Google

Martes, 5 de Agosto de 2008

Leemos en varios medios afines (Cope o Libertad Digital) un modelo de periodismo basura:

Compañí­as de teatro madrileñas denuncian las dificultades para ser contratadas en Cataluña

Varias compañí­as de teatro de Madrid han denunciado las dificultades para ser contratadas en Cataluña. También aseguran que es todo un logro el conseguir representar La Vida es Sueño de Calderón en castellano en un teatro de Barcelona.

En total se presentaron las tres compañí­as madrileñas de danza para actuar en el festival de Edimburgo y es entonces cuando ha saltado la polémica. Denuncian que es más fácil ser contratadas fuera de España que ser contratadas otros puntos de la geografí­a nacional.

Han sido los propios actores o bailarines quienes han explicado la situación desde la Consejerí­a de Cultura y Turismo de Madrid. El director cultural de la Comunidad de Madrid (con este nombre, no hemos encontrado ningún cargo) asegura que la denuncia es una realidad aunque luego la gente de a pié (se escribe pie) les (se escribe ‘los’) pare por la calles (las calles o la calle; igual sí­ que hace falta la defensa de la lengua común) de Barcelona y les pregunte las razones por las que no actúan en Cataluña.

Un clásico del periodismo basura, vamos. ¿Qué compañí­as?, ¿qué dificultades?, ¿qué teatros?, ¿pero son de danza o de teatro?, ¿pero estamos en Edimburgo o en Madrid? ¿la gente de a pie para por la calle a actores que no salen en la tele?, ¿era tan complicado encontrar un sinónimo de contratar y precisar el cargo y dar el nombre? 

Que un teatro de Barcelona contrate a cualquier compañí­a para representar La Vida es Sueño de Calderón  la próxima temporada es muy complicado porque el Romea ya tiene programada dicha obra y, que uno sepa, no es costumbre que coincidan dos montajes la misma temporada. La información ha sido conseguida tras introducir “la vida es sueño” + Teatro + Barcelona en Google.

Nos sale la guí­a del ocio que informa:

Fecha de estreno: 09/10/2008 
Hasta el: 10/10/2008 
Autor: Pedro Calderón de la Barca 
Compañí­a: Cí­a. Siglo de Oro de la Comunidad de Madrid 
Dir. Juan Carlos Pérez de la Fuente 
Intérpretes: Fernando Cayo, Chete Lera y Ana Caleya 

Ciclo: Teatre Romea 

Horarios: M a V 21 h., S 18.30 y 22 h., D 18.30 h. Función previa: 9 de octubre a las 21 h. 
Precios: De 17 a 27 € según dí­a y función 
Teatro: Teatre Romea 
Venta anticipada: Telentrada (www.telentrada.com, 902 10 12 12, Caixa Catalunya)  

(Las fechas están mal, claro, es hasta el 19) Y si entramos en la página de la Cí­a. Siglo de Oro de la Comunidad de Madrid encontramos que “se puso en marcha (..) gracias a la generosa aportación de dos instituciones públicas, la Comunidad de Madrid y la Sociedad Española de Conmemoraciones Culturales”. ¿No sabí­a el cargo madrileño que una compañí­a pagada por su administración iba a representar La vida es sueño este mes de octubre en Barcelona?

Da igual; lo importante es el ruido.

PD: El consejero de cultura y turismo de la Comunidad de Madrid es el barcelonés Santiago Fisas. ¿Qué piensa de todo esto?

Pedro J. Water

Viernes, 6 de Junio de 2008

Sé el agua, amigo mí­o, recomendaba el anuncio. El periodista Ramí­rez, hombre lí­quido por antonomasia, es capaz de defender lo mismo y su contrario y al revés sin ningún problema con tal de que le sirva para lo que esté defendiendo en ese momento. Hoy aprovecha para tratar de resucitar la teorí­a de la conspiración:

11m

El gran defensor de los derechos humanos, el gran azote de la guerra sucia y la tortura nos ofrece esta información para tratar de salvar el culo que le queda sin mencionar, en esa portada, que estos cinco acusados llevan, dependiendo de los casos, entre siete o cinco años en cárceles secretas, puntos negros (barcos prisión) y el centro de Guantánamo sometidos a torturas, sin saber de qué se les acusaba, ni dónde estaban ni, por supuesto, hablar con un abogado, ni con un juez. En fin, un sistema bastante diferente del español. No caigamos en la tentación de decir que si el Egipcio hubiera pasado cinco años en un barco prisión y estuviera delante de un tribunal militar en una zona sin jurisdicción, sin abogado, ni instrucción, ni derechos, su declaración podrí­a haber sido similar a la de estos señores. Vaya, ya lo he dicho.  

PD: No descarten que Ramí­rez acabe a los pies de Rajoy.

PD2: A todos los que piensen que EEUU es un paí­s repugnante, recomiento leer esto: