1,6 millones de dólares en una semana (y to pa ellos)

Leemos en 20 minutos:

Un disco que podí­a conseguirse gratis se convierte en el más vendido en Amazon

  • ‘Ghosts I-IV’, de Nine Inch Nails Los internautas colocan a Ghosts I, de Nine Inch Nails, en lo más alto de las listas de la tienda online de música.
  • El álbum podí­a copiarse y distribuirse libremente gracias a su licencia Creative Commons, pero muchos usuarios decidieron pagar por él.
  • Recaudó 1,6 millones de dólares en una semana.

Regalar la música para facilitar su difusión puede ser un arma positiva en manos de artistas poco conocidos, pero por ahora son pocas las estrellas consagradas que han optado por distribuir sus discos de forma gratuita. Nine Inch Nails (NIN)  es uno de esos grupos, y su apuesta por las licencias de Creative Commons parece haberle salido de maravilla.

Es el cuarto disco más escuchado en 2008 por los usuarios de Last.fmSegún cuenta Fred Benenson en el blog oficial de la organización que gestiona estas licencias alternativas al copyright tradicional, Ghosts I-IV, la última creación del grupo estadounidense, no sólo ha conseguido un reconocimiento por su calidad artí­stica con dos nominaciones a los Grammy.

También ha supuesto para NIN ingresos de 1,6 millones de dólares en una semana, ha llegado a al número uno de las listas de música electrí­nica y es el cuarto disco más escuchado por los usuarios de Last.fm el año pasado.

Además, se ha colocado como el disco más vendido de 2008 en la tienda de MP3 de Amazon. Allí­ hay que pagar 5 dólares para descargarlo, y pese a que puede conseguirse de forma gratuita y legal en otros muchos sitios de Internet son multitud los que han decidido rascarse el bolsillo.

Los beneficios derivados de lo gratuito

Las licencias Creative Commons permiten a los artistas distribuir sus creaciones de forma gratuita sin perder ciertos derechos sobre su obra. NIN ha elegido para la publicación de Ghosts I-IV la licencia 3.0, que permite compartir y remezclar el disco siempre que se atribuya al grupo su autorí­a original, no se tengan fines comerciales y se comparta el resultado en las mismas condiciones.

Según Benenson,  decidiendo pagar por música que podrí­an haber obtenido de forma gratuita los internautas demuestran haber entendido que “comprando MP3 apoyan directamente a la música y las carreras de los artistas que le gustan. La próxima vez que alguien intente convencerte de que distribuir un disco bajo Creative Commons acabará con las ventas online de música debes recordar que Ghosts I-IV rompió las reglas”.

1,6 millones de dólares en una semana (y to pa ellos). Y aún hay más: 400 gb de material de Nine Inch Nails para descargar gratis.

No hay gente que se salta las normas; es las que normas han cambiado. No estamos ya en una sociedad de producción, sino en una sociedad de consumo.

Deje un comentario