¿Qué piensa?

Si yo fuera el asesor del Presidente, prepararí­a una pequeña campaña de cartelerí­a con presentación y web que difundiera la idea de que Rajoy no es de fiar porque no tiene criterio y deciden por él, una idea que está en el ambiente (las ideas polí­ticas no se crean, sino que evolucionan de bacterí­a callejera a mamí­fero mitinero) desde el enfrentamiento Gallardón-Aguirre.

Recordarí­a que un gobierno del cual él formaba parte aprobó el canon por copia privada por primera vez en España, con fecha exacta y foto, a ser posible, antes de señalar que ahora está en contra. También recordarí­a que Pilar del Castillo, la ministra que lo promovió está en las listas.

Recordarí­a que un gobierno del cual él formaba parte aprobó la Ley del Menor, con fecha exacta y foto, a ser posibe, antes de señalar que ahora está en contra. También recordarí­a que José Marí­a Michavila, el ministro que lo promovió está en las listas.

Recordarí­a que su partido estuvo en contra del carnet por puntos para inmigrantes de CiU antes de señalar que ahora están a favor.  

Recordarí­a que su partido ridiculizó la asistencia bucodental y que la cabeza de lista por Cádiz, Teófila Martí­nez, dijo que se prometí­a el “Ratoncito Pérez” antes de señalar que ahora lo prometen.

La cosa tendrí­a el siguiente lema: ¿Qué piensa Rajoy? ¿Piensa algo o piensan por él?

PD: Recordarí­a, también, aunque en un ví­deo, los presos de ETA acercados o excarcelados en su paso por Interior. Son, entre otros, Echeandí­a Zorroza, Alberdi Olano o Galardi Sagardí­a. El primero participó en la colocación de una bomba en una oficina central del Banco de Vizcaya en Bilbao. Murieron tres personas: Ramón Iturriondo Garcí­a, Aní­bal Alfonso Izquierdo Emperador y Benicio Alonso Gómez. También causó heridas a once personas. El segundo fue condenado por la comisión de cinco atentados en los que asesinó a otras tantas personas, Lisardo Sampil, taxista; Antonio Pérez, guarda de Cementos Lemona; Alfonso Vilarino; Dámaso Sánchez, joyero; y Felipe Alejandro Extremiana, empleado. Más datos, aquí­. (Para curiosos, pueden encontrar a un tipo excarcelado por Acebes condenado por la muerte de un policí­a y su esposa embarazada).

Deje un comentario